¿Eres de los que cuida sus gafas?

Oakley Fuel Cell

Oakley Fuel Cell

A continuación os doy ocho consejos para la limpieza y cuidado de nuestras gafas de ciclismo/running, aunque también son aplicables al resto.

Este sábado tuve un pequeño regalo atrasado del día del padre: unas Oakley Fuel Cell Black Iridium Polarized. Unas gafas espectaculares, que me gustan mucho para llevar cuando no estoy montando en bici. Preguntando al vendedor me dijo una serie de consejos que os amplío con alguno más para cuidar nuestras lentes de deporte:

El primer consejo: nunca limpiar las gafas de ciclismo con la cinturilla del maillot. Esto es un error muy común que hay que evitar a toda costa, pues haciendo esto se rayan los cristales y perderemos nitidez en la visión. Hay que tener en cuenta que las lentes de deporte están fabricadas de policarbonato en lugar de cristal, con lo que su resistencia a los arañazos es mucho menor.

Segundo consejo: no limpiar las lentes en seco a no ser que el cristal esté impoluto. Es muy aconsejable usar siempre su gamuza para evitar rayar la superficie de la lente. Si no queda más remedio que limpiarlas en seco y la lente tiene polvo sobre su superficie siempre habrá que soplar sobre ellas para eliminarlo.

Tercer consejo: usar agua y jabón neutro para limpiarlas. Se colocan los cristales bajo el grifo y se deja caer agua a poca presión, luego se aplica una pequeña cantidad de jabón neutro (para que no estropeen las lentes y/o montura) y se secan con un paño de algodón suave. Si tienen barro tenemos que dejar que se desprenda por sí solo debajo del agua, sin frotar. Esto funciona con todo tipo de gafas. Es importante asegurarse de que quedan bien secas, en especial los tornillos, para que no se oxiden.

Cuarto consejo: nunca dejar las gafas cerca de una fuente de calor. Dejarlas cerca de los fuegos de la cocina, de un radiador, en el interior del coche, etc… puede hacer que se deforme la montura y/o las lentes. Esto es especialmente acusado en el caso de monturas de plástico (la mayoría de las deportivas) o cristales orgánicos.

Quinto consejo: sujetarlas siempre por la montura para evitar manchar los cristales. Si estamos montando en bici sería aconsejable quitarse los guantes antes de tocarlas.

Sexto consejo: usar las dos manos para ponerse y quitarse las gafas. Esto, aunque parece una tontería, evita que se deformen con el uso continuado.

Séptimo consejo: plegarlas cuando no se estén usando y guardarlas en su funda. Siempre será mejor una funda rígida que una blanda, pues protege mejor ante eventuales caídas, golpes, aplastamientos, etc…

Octavo consejo: el más evidente de todos, pero no siempre contemplado: nunca apoyar las gafas sobre los cristales.