Ruta MTB: La Cabra Tira Al Monte 2016

La Cabra Tira Al Monte 2016

Algo menos de un año después volvemos a Villanueva de la Torre a una marcha prima hermana de la I Villanueva MTB Race: La Cabra Tira Al Monte 2016.

En aquella ocasión fueron dos clubes de la zona los que se encargaron de organizar aquella bonita marcha: Villanueva Bike&Run y Amigos de Eduraro. En esta ocasión han sido sólo los segundos los que han hecho posible que setecientos ciclistas podamos disfrutar de un bonito día de MTB por la campiña de Guadalajara.

Rumbo a Villanueva de la Torre

En esta ocasión conseguimos formar un grupo algo más grande. A mis compañeros de marchas más habituales (Eduardo, Jose Pablo y Jorge) se sumaron caras nuevas: Félix y David se estrenaban en el maravilloso mundo de las marchas ciclistas (una lesión de última hora impidió que Javier se uniese a ellos). A estos habría que sumar a unos cuantos viejos conocidos: Jaime (Rascaencinas), Juanma (Madrid-Segovia) y Julio (primera marcha que hago con él). Luis, un amigo de Julio, también se apuntó. Echamos de menos a Herme, que por un compromiso familiar tuvo que ausentarse.

La entrega de dorsales se realizaba de 7:30 a 9:00 en Villanueva, por lo que «la avanzadilla de Boadilla» (bautizados por JP) tuvimos que salir de casa a las 7:30 para hacernos la hora de viaje que nos separaba del pueblo de Villanueva.

Una vez allí hicimos la recogida de dorsales sin complicaciones y, después de que algunos aligerasen peso, nos colocamos en la salida. Una traca dio la salida la las 9:30 en punto. Teníamos por delante cuarenta y cinco kilómetros de disfrute.

Primera parte

Una primera bajada de 2,5 kilómetros nos saca de Villanueva de la Torre. Ponemos rumbo a Quer por un camino de tierra con bastante piedra suelta, que a las primeras de cambio empieza a ascender. No dejaría de hacerlo hasta el kilómetro diez, ya casi en Valdeaveruelo.

Los caminos hasta el momento son fácilmente ciclables, de no ser por la cantidad de tonterías que iban haciendo unos cuantos al jugarse el tipo con adelantamientos temerarios. Siempre me ha hecho mucha gracia ver a gente manejando auténticos pepinos de bicis y haciendo estas tonterías para después quedarse a las primeras de cambio en una cuesta: ¡hay que invertir un poco más en el motorcillo y en la técnica, señores!

Una bajada de poco más de un kilómetro nos oxigena las piernas para después dejarnos en la subida más sostenida de la prueba. No dejamos de ascender hasta el kilómetro 21, punto en el que estaba ubicado el avituallamiento. Largas rectas con inclinaciones accesibles hacían que la cabeza pidiese más, pero las piernas se iban cansando poco a poco.

Bajada de La Cabra Tira Al Monte 2016
Bajada de La Cabra Tira Al Monte 2016

Avituallamiento

Ubicado en el kilómetro 21, cerca de Usanos. Sólo decir que fue muy completo: todo el agua mineral y los refrescos sin gas en botellas y de la marca Solán de Cabras. Fruta preparada, chuches para los más golosos… Todo ello sin límite.

El punto negativo: los guarros que tiraban las botellas al suelo y los bikers que no miraban más allá de su ombligo y dejaban la bici tirada en medio del recorrido y/o en la entrada al avituallamiento. En fin…

Allí nos reagrupamos brevemente, pues corría mucho viento y un grupo decidió ir adelantándose (Julio, Jaime, Juanma, Jorge y Luis), mientras que Edu, JP y yo nos quedamos un rato con Félix y David. Poco después salimos los tres a la caza de los escapados.

Segunda parte

La segunda parte empezaba de la mejor manera posible: una larga bajada de casi seis kilómetros que nos puso a tono para afrontar lo que se nos venía encima: una subida espectacular de algo menos de tres kilómetros en la que me costó no echar pie a tierra. Jaime ya nos había puesto al corriente, pero aún así nos pilló por sorpresa a más de uno. Yo tuve suerte y conseguí subirla del tirón porque me dio tiempo a cambiar, pero mucha gente «se la comió» y tuvo que subirla andando.

Sin darnos cuenta ya estábamos por el kilómetro 31, entrando en la zona más bonita de la carrera (en mi opinión): bordeando el arroyo Valdelaencina. Aquí estaba la bajada más chula y peligrosa del recorrido, que conseguimos superar sin sustos.

Poco después estábamos de nuevo en Valdeaveruelo, cerrando el primer bucle y empezando a hacer lo propio con el segundo. Un pequeño repecho nos coloca cara a cara con la cuesta clave de la prueba: el reventón.

Cuando una cuesta tiene nombre propio es algo chungo. Y esta no era una excepción. Un muro de unos setecientos metros de largo que acabó con los ánimos de más de uno. Una vez superado ya sólo quedaba dejarse llevar hasta Villanueva de la Torre por un falso llano primero y una agradecida bajada después.

La Cabra Tira Al Monte 2016
La Cabra Tira Al Monte 2016

Resumen de La Cabra Tira Al Monte 2016

Para compensar las 2:31  que estuve en movimiento los amigos de Eduraro me regalaron un pedazo de bocata de chorizo acompañado de una Mixta. Bueno, en realidad lo hacían con todos, pero a mí me supo a gloria 😀 . También hubo un montón de sorteos de material donado por los patrocinadores.

En cuanto a la marcha, decir que la segunda parte me resultó mucho más divertida que la primera. Quizás haber apretado algo más después del avituallamiento puso ese punto de picante que eché de menos en la primera mitad.

Lo mejor de todo es que todos los compañeros acabamos sin complicaciones y sis sustos (que últimamente no gano para ellos). Todos demostraron un buen nivel. Creo que Félix y David la disfrutaron, así que espero volver a verles por estas lides pronto. Prometo cerrar antes el tema de la comida para no patinar 😀

Sólo me queda felicitar a la organización, que un año más estuvo de diez.

Ya sabéis que podéis ver el track en mi perfil de Strava.

Ruta MTB: Colmenar – La Morcuera – Colmenar

Puerto de La Morcuera

Este fin de semana volvimos con ánimos renovados para terminar lo que el granizo no nos dejó hace 20 días: coronar el puerto de la Morcuera, de 1796 metros.

Ruta MTB: Boadilla -Kinépolis

Ruta MTB: Boadilla - Kinépolis

Estamos en racha. Parece que en la oficina nos estamos animando unos cuantos a sacar la bicicleta todos los fines de semana que podemos, así que estamos de enhorabuena.

Este fin de semana me tocó estar de guardia en el trabajo, por lo que los compis tuvieron el detalle de desplazarse hasta mi zona para que yo pudiera estar cerca del portátil por si tocaba ponerse a currar. Detallazo de agradecer 🙂

A cambio, les preparé una ruta de unos 45 kilómetros que salía del palacio del Infante D. Luis y llegaba hasta los cines Kinépolis, en Pozuelo. Luego regresábamos a Boadilla para acabar haciendo mi ruta de siempre por los dos montes. Un recorrido muy parecido al del Circuito Activate que organiza todos los años Eduardo Chozas.

Primera parte: Boadilla – Kinépolis – Boadilla

Quedamos a las 10:00 para salir desde la recién reformada explanada del lateral del palacio. Allí aparecimos todos: Román, Goyo, Rober, Esteban y Jose (un amigo de Esteban).

Román estrenaba freno delantero y Goyo muñequera de snowboard (estaba lesionado y aún así sacó la bici) . A Rober casi tenemos que sacarle de casa porque andaba buscando excusas continuamente para no venir (aunque él sabe que siempre había querido venir) y Esteban y Jose se animaron a última hora.

Hay que reconocer que la tarde del sábado no hacía presagiar una mañana apacible, pero el día amaneció precioso para hacer algo de deporte: solecito y una temperatura que permitió salir sin el culotte largo. Bueno, menos a Román, que pecó de exceso ahora que puede.

Un par de ajustes y nos pusimos en marcha. La primera subida hasta el restaurante La Cañada ya nos calentó las piernas para bordear los dominios del Banco Santander y llegar hasta Alcorcón por la Venta de la Rubia (los terrenos que iban a convertirse en Eurovegas). Las lluvias de la noche anterior convirtieron unos caminos ramplones en una pequeña trampa de barro, ya que se pegaba a las ruedas y daba algo más de resistencia.

Después de cruzar por debajo de la M40 y pasar a Pozuelo nos acercamos hasta los cines Kinépolis por una zona de cuestas bastante divertida. Allí hicimos una pequeña pausa antes de emprender el camino de vuelta por la zona conocida como Retamares, plagada de caminos divertidos y con una cuesta corta pero intensa que logró elevar mis pulsaciones hasta 197.

Esta vez decidimos evitar el barro de los caminos y llegar hasta Boadilla por los polígonos industriales de Ventorro del Cano y Prado del Espino, vacíos por ser domingo. Una vez en la explanada del palacio, Rober decidió abandonarnos a nuestra suerte. Nos quedaba por completar una vuelta al monte de unos quince kilómetros.

Ruta MTB: Boadilla - Kinépolis
Ruta MTB: Boadilla – Kinépolis

Segunda parte: monte de Boadilla

Esta era la parte más bonita del recorrido, pues transcurre por el monte de encinas de Boadilla.

Saliendo desde la barrera situada en la valla trasera del palacio tomamos el primer desvío a la derecha, cruzando el arroyo del Nacedero y circulando en paralelo a la Calle de San Sebastián. Después bordeamos la valla de la urbanización Montepríncipe y giramos hacia el arroyo de la Fresneda, evitando la subida al hospital.

Una vez allí decidimos no seguir hacia Majadahonda y volver a casa por la vía rápida, porque se nos echaba el tiempo encima y no queríamos renunciar a las cervezas del final 😛

Decidimos llegar hasta la plaza por la Avenida de Adolfo Suárez, observando que las obras del nuevo aula medioambiental frente al palacio avanzan a buen ritmo. La cafetería Coppola fue la elegida esta vez para despedir la ruta y empezar a planificar la siguiente.

Al final, unos treinta y seis kilómetros algo más complicados de lo que parece a causa del barro. Dejamos para más adelante la salida por el otro monte de Boadilla. Una pena no haber pisado terreno en Majadahonda, pues nuestra ruta podía haber pasado por cuatro municipios 😀

Podéis encontrar esta ruta buscando por fecha en mi perfil de Strava.

Recorrido I Challenger Ciclocross Boadilla del Monte

I challenge ciclocross boadilla del monte

Este fin de semana está teniendo lugar en Boadilla del Monte el habitual Ciclocross que desde hace años viene organizando la Peña Ciclista Lute Anguita.

Este año viene con una novedad: las carreras de ambos días puntuarán entre sí, formando un Challenge. El ganador del primer día defenderá el maillot de líder el segundo día.

Hay que decir que el Challenger Ciclocross de Boadilla del Monte es puntuable para la Copa Comunidad de Madrid de Ciclocross.

Un sábado a las cuatro de la tarde puedes optar por echarte la siesta o salir a rodar un poco, que es la decisión que tomé yo tras luchar contra la pereza un buen rato 🙂 . Quería probar los cambios que me hicieron en la bici en el estudio biomecánico hace unos días, así que salí a pedalear un poco. Pensé en último momento que sería bonito grabar el recorrido del circuito de ciclocross, así que pillé la cámara y me dispuse a descubrir cómo es una prueba de esta especialidad.

El vídeo no es nada espectacular, así que no esperéis un montaje a nivel del circuito. Son más de diez minutos de duración con la única toma sobre mi casco. Ni música de fondo, ni nada que lo amenice. El único fin de este vídeo es que conozcáis cómo es un circuito de ciclocross por si os pica el gusanillo de apuntaros a una prueba de este estilo en el futuro.

El circuito es muy bonito, técnico y bastante difícil en alguno de sus tramos. Tiene una mezcla de todo: escaleras, empedrado, troncos, barro… Es cierto que yo no estaba en «modo competición» y que lo estaba haciendo en MTB, pero aunque mi montura fuese la mejor bici de ciclocross creo que haría un enorme ridículo en una prueba de este tipo.

El vencedor de la prueba del sábado fue Ismael Barba, corredor madrileño del equipo Spiuk. Hoy tendrá que defender su maillot en el segundo día de competición.

En la página oficial de la Federación Madrileña de Ciclismo podréis consultar todo lo relacionado con este I Challenger de Ciclocross de Boadilla del Monte: horarios, crónicas, etc…

Circuito Actívate Eduardo Chozas Boadilla 2014

Circuito Activate Eduardo Chozas

El esperado día ya llegó. Ayer domingo tuvo lugar la edición anual del Circuito Actívate, organizada por Eduardo Chozas en Boadilla del Monte.

Como en las tres ediciones anteriores, la salida tuvo lugar en la explanada del palacio del Infante Don Luis. Hay tres recorridos diseñado pensando en todos los niveles: 45, 27 y 10 km adaptados desde los más exigentes a los niveles de iniciación, conducidos y cerrados por monitores de apoyo.

Nosotros nos reunimos un grupo de cinco valientes para hacer el recorrido largo: Natxo (el que inició todo), Luis, Fer (con una bici prestada), Alejandro y yo. Todos hicimos la inscripción online, que por lo visto este año era la novedad 🙂

Yo, por si las moscas, me pasé a recoger los dorsales a las 8:30. Me tocó el 366. Había que demostrar que conocía el terreno

La salida del Circuito Actívate

La salida para los del recorrido largo tuvo lugar a las 10:00. El alcalde dio la salida desde la explanada del palacio, acompañado por el concejal de deportes de Boadilla. Inmediatamente dimos la vuelta por detrás y subimos hacia la Ciudad Financiera del Santander. Esta primera cuesta ya se cobró la primera víctima de nuestra «grupeta»: a Luis se le soltó la cadena en plena subida y no pudo reanudar la marcha hasta que no pasó el último ciclista del grupo, pues a estas alturas no se había estirado el grupo y todos avanzábamos en un bloque bastante compacto.

Fuimos rodando por parejas: Fernando y Natxo tiraron con el grupo de cabeza, mientras que Alejandro y yo rodamos más despacio para que Luis se reenganchase. Al llegar al túnel que pasa bajo la M40 nos paramos a esperar, pero los monitores que venían cerrando el grupo nos dijeron que Luis había tenido que cambiar al otro grupo. Sus problemas con la cadena no le habían permitido alcanzarnos y se vio obligado a pasarse al grupo que hacía la ruta de 20 km.

Reanudamos la marcha, esta vez reagrupados junto a Natxo y Fernando. Ya no nos detuvimos hasta llegar de nuevo al palacio de Boadilla para el avituallamiento. La organización nos dio una botella de Lanjarón, un Aquarius y un par de barritas de Hero Muesli que nos vinieron muy bien para reponer fuerzas. Tras un breve descanso volvimos a la acción para afrontar la parte más bonita del recorrido: los montes de Boadilla.

La segunda parte: los montes norte y sur de Boadilla

Esta segunda mitad transcurrió sin incidentes. El único «inconveniente» (por decir algo) es que aquí el grupo era bastante más compacto, por lo que al rodar levantaba una polvareda importante. Tuvimos suerte y no hubo incidentes con las caídas. Hubo alguna que otra en el grupo general, pero todas sin consecuencias graves.

A la llegada al palacio nos encontramos de nuevo con Luis, que nos estaba esperando desde hace un rato. Al final tuvo que hacer la vuelta por su cuenta, ya que no se reenganchó con ningún grupo. Hizo en total unos 30 km, algo que no está nada mal para ser su primera salida del año.

Sorteos y bolsa del ciclista para todos los inscritos

La organización nos dio la «bolsa del ciclista»: Unos cuantos pasteles de Pastelerías Jesús, productos Galius Sport (crema solar especial para deportistas y gel frío postcompetición), una botella de aceite de cera para la transmisión de X-Sauce, un Chupa-Chups y una bolsa y un «stylus» para tablet de la Agencia Antidrogas. También había más agua, Aquarius y barritas para el que quisiese.

Una vez recogida la bolsa llegó el momento de los sorteos. En total había 37 regalos, donados la mayoría por los patrocinadores de la prueba. Muchos de los cuales fueron a parar al club Amigos del MTB de Pinto (eran un grupo realmente grande). La sorpresa vino cuando a Luis le tocó un casco Catlike Compac y tuvo que subir a recogerlo. El premio gordo fuen una Orbea, cedida por el Ayuntamiento de Boadilla.

Resumiendo: una ruta muy divertida, hecha entre colegas y que seguramente nos verá aparecer por aquí en próximas ediciones.

Próximamente subiré el vídeo que hicimos con la GoPro de Luis. Son ficheros con un tamaño considerable y todavía están renderizándose. En cuanto los tenga los cuelgo aquí.

Aquí os dejo el enlace a la ruta: Ruta en Wikiloc

Podéis ver las fotos «oficiales» en la web de Eduardo Chozas.

Y aquí están las pocas fotos que hicimos nosotros: