Esta es mi ruta habitual cuando no tengo tiempo o compañía para hacer algo más elaborado.

Son quince kilómetros facilones, en el que la máxima complicación es la primera cuesta de acceso al monte. Discurre paralela a la carretera de Majadahonda hasta llegar al límite de ambas poblaciones, momento en el que la ruta se desvía por una bajada muy chula hasta el puente de piedra.

El puente de piedra es un monumento que se ha restaurado recientemente por la Consejería de Medio Ambiente y el Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama, en colaboración con el Ayuntamiento. Se encuentra al lado de la carretera M-513, sobre el arroyo de Vallelargo. Se cree que fue Ventura Rodríguez quién lo diseñó en el siglo XVIII.

Pasamos bajo la carretera y dejamos a la derecha el polideportivo municipal, subiendo hasta la urbanización Monteprincipe. Bordeando la urbanización llegaremos a una bajada muy chula que termina en el Palacio del Infante D. Luis, otra de las joyas que disfrutaremos en esta rutilla.

El palacio es la obra más característica de Boadilla del Monte. Fue erigido por D. Luis de Borbón en el siglo XVII, que encargó la obra a Ventura Rodríguez (el mismo que el del puente de piedra), uno de los mejores arquitectos de la época. Fue declarado Monumento Nacional en 1974 junto a la fuente que hay frente a su explanada (también de Ventura Rodríguez).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En resumen, una ruta que se puede alargar todo lo que queramos gracias a las posibilidades que nos brinda el monte, con multitud de caminos que nos permiten añadir desnivel a nuestro antojo. Esta en concreto es la ruta que suelo hacer cuando voy solo y me quiero quitar el mono de dar unas pocas pedaladas.