Hoy no contaba con salir a hacer una ruta, pero mi mujer ha tenido a bien pasarse a recoger a la peque al cole y he podido sacar una horilla para aprovechar el sol que está haciendo estos días.

Como ya os comenté en mi post anterior, mi opción cuando no tengo mucho tiempo es una salida rápida por el monte de Boadilla. Esta vez he aprovechado para hacer una salida relajada y conocer caminos nuevos, saliendo de la ruta de siempre.

De ruta por Boadilla del Monte

Boadilla es un entorno privilegiado para todos los amantes del ciclismo y el triatlón. El monte es un espacio inmejorable para rodar y rodar. Los caminos están muy bien cuidados, apenas presentan complicaciones. Desde que el año pasado repasaron todos los cauces de los arroyos apenas se forman charcos y el peligro de quedarse enterrado en el barro es cada vez menor. Además, no hace mucho que han podado y desbrozado, así como repasado todos los cortafuegos. Es un entorno que ahora mismo está francamente bonito.

Hoy me he dado un sustillo en la bajada que transcurre perpendicular a la carretera de Pozuelo, pasado el polideportivo municipal. Me he salido del camino en una curva porque he perdido agarre en la rueda delantera. Todavía no he dado con el punto de rebote de la horquilla, lo que unido a la potencia tan corta que llevo últimamente (una Answer de 70mm) hace que no maniobre bien. Al rebotar muy rápido, la rueda pierde contacto con el suelo durante más tiempo y eso hace que le cueste mucho más girar en las curvas rápidas. Ya tengo tarea para este fin de semana: cambiar la potencia y jugar un poco con el ajuste del rebote de la horquilla.

Por si las moscas ya he ido encargando la potencia por Internet. Es la misma que tengo ahora, pero más larga: una Answer Rave XC de 100mm. En blanca, a juego con el manillar. Ya pondré fotos cuando la tenga montada.

Como siempre, os dejo el enlace al malogrado Adidas MiCoach para los que quieran ver los datos un poco más a fondo (altitud, ritmo, etc…). Esta vez no he llevado pulsómetro.