Este fin de semana volvimos a la carga con una ruta que se nos atraganta desde hace un tiempo: la presa de El Gasco.

En esta ocasión se sumó Félix a nuestra expedición, con lo que fuimos cuatro los valientes que salimos a las nueve de la mañana con sólo tres grados en el termómetro: Goyo, Jose Pablo, Félix y yo. A última hora se nos cayó David, que se tuvo que quedar en casa con unas ganas tremendas de bici después de reservarse el sábado para hacer la ruta.

Salida desde Boadilla del Monte

El punto de salida era el aparcamiento lateral del palacio del infante D. Luis. Allí apareció Goyo con su coche y Jose Pablo montado en bici. Había decidido llegar montando hasta Boadilla desde su casa, que queda a unos 15 kilómetros.

La idea era ir hasta El Gasco pasando por la urbanización Molino de la Hoz, lo que debería rondar los 40 ó 41 kilómetros (menos JP, que ya está en «modo Soplao» y añadiría 30 más al salir en bici desde casa).

Un poco más tarde de las 9:15 estábamos recogiendo a Félix, que nos pillaba de paso. Nos contó que David era baja por fuerza mayor, así que los cuatro pusimos rumbo al monte de Romanillos por nuestra ruta de siempre, atravesando la nueva zona de Boadilla conocida como «El Pastel» y llegando hasta las urbanizaciones históricas (Parque Boadilla, Las Lomas, etc…).

Al llegar a Romanillos nos encontramos el primer susto: un cartel que indicaba que había cacería. La semana pasada no pudimos pasar por la zona por el mismo motivo, pero esta vez no había guarda que nos lo impidiese. Seguramente el cartel se lo habían dejado colocado del día anterior, pues la zona estaba desierta y nada nos impedía bajar hasta el río Guadarrama por la bonita bajada de Romanillos.

Villafranca del Castillo

Al llegar al río cruzamos al otro lado por la carretera para evitar tener que mojarnos los pies más adelante. Circularíamos por la urbanización de Villafranca del Castillo por el margen derecho del río en lugar de hacerlo por la izquierda, ruta mucho más bonita pero que implicaba mojarse los pies para cruzar el río. Volveríamos al lado izquierdo tras atravesar la urbanización por la Universidad Camilo José Cela, a la altura de la carretera M-509.

La temperatura iba empezando a subir poco a poco. El día acompañaba con una mañana soleada. Una vez que dejamos atrás Villafranca del Castillo empezaba un recorrido muy bonito en paralelo al río.
Las hojas caídas de los arboles nos regalaban unas vistas preciosas, que disfrutamos por los serpenteantes caminos hasta llegar al km 18 de la ruta. En este punto, como nos sucedió la otra vez a JP y a mí, nos equivocamos en la bifurcación y fuimos a parar a la M-505. Para evitar cruzarla a nivel era obligatorio retroceder unos metros y tomar el camino de la izquierda en la bifurcación. Menos mal que eran pocos metros…

Molino de la Hoz

Una vez de vuelta a la ruta correcta llegamos sin más inconvenientes al Camino Viejo de Las Matas, por el que rodaríamos hasta el pequeño embalse de la urbanización Molino de la Hoz. En esta ocasión estaba en obras, así que no pudimos hacernos las fotos de rigor.

Tras una parada para comprobar la ruta en el móvil de Goyo (si, Goyo usa móvil) seguimos nuestro camino hacia el colegio Logos, que marca el comienzo de la ascensión al punto más alto de la ruta: la presa de El Gasco.

La subida es divertida: 100 metros de ascensión en un kilómetro que nos llevan a un mirador hacia la presa. Como no nos conformamos con cualquier cosa decidimos continuar un poco más y afrontar una bajada muy técnica (y corta, afortunadamente) hasta la propia presa. La decisión valió la pena. ¡Vaya vistas!

Presa de El Gasco

Presa de El Gasco

La presa de El Gasco

La presa de El Gasco en realidad son las ruinas de una presa inacabada de finales del siglo XVIII sobre el río Guadarrama. Está situada entre los términos municipales de Torrelodones, Galapagar y Las Rozas.

Lo curioso de esta presa es que en sus orígenes iba a ser la presa más alta del mundo, con 93 metros de altura, pero en la actualizad sólo se conserva un lienzo de 53 metros de altura y 251 de longitud. Su objetivo era ser el embalse regulador del canal del Guadarrama, un canal navegable de 771 km para unir fluvialmente la Submeseta Sur con el océano Atlántico comunicando las aguas de cuatro ríos principales: Guadarrama, Manzanares, Tajo (por Aranjuez) y el Guadalquivir (por Sevilla). Nunca llegó a construirse.

Vuelta a Boadilla del Monte

La vuelta al punto de partida la hicimos por el mismo recorrido. Nos hubiese gustado volver por otro camino distinto (recuerdo haber venido por estos lares con la gente del gimnasio y volver por Las Matas y Las Rozas), pero no tenímos mucho tiempo de margen para improvisar si queríamos estar en casa para comer.

Lo único destacable es que al llegar a Romanillos nos separamos en varios grupos para subir cada uno a nuestro ritmo. Jose Pablo y yo íbamos a tirar delante, pero en plena subida JP pinchó y yo no me dí cuenta. Al llegar a lo más alto me informan por whatsapp de la situación y decido volver a bajar, con la mala suerte de que nos cruzamos en algún punto y al llegar de nuevo al río me toca volver a subir 😀

Al final de la cuesta, ya en el asfalto de Las Lomas, me estaban esperando con la bici de JP dada la vuelta. Era el segundo pinchazo de la jornada en menos de dos kilómetros… Dimos permiso a Félix para que llegase a casa a una hora «prudencial» mientras terminábamos de parchear la cámara de JP. Un poco más adelante hubo que parar de nuevo, pues el parche no se pegó correctamente, y reparar la otra cámara con un parche de los de toda la vida.

Al final, 53 kilómetros de diversión en una ruta que, como dijo Goyo al terminar,

Hubo más tramos bonitos que duros

Algo que se agradece de vez en cuando. Repetiremos pronto la ruta para que David pueda disfrutarla.

Por cierto, quiero acabar el post de hoy quitándome el sombrero ante Félix, un tío que lleva poco más de dos meses montando en bici y que es capaz de disfrutar de estas rutas. ¡Si sigue con esta progresión nos lo llevamos a los 10000 del Soplao el año que viene!.

NOTA: El vídeo que acompaña a la entrada no es de ese día. Se trata de la misma ruta, pero se rodó posteriormente.

Las fotos de la ruta las tenéis disponibles en su correspondiente álbum de Facebook, como siempre.

Podéis encontrar esta ruta buscando por fecha en mi perfil de Strava.