Hacía una semana que había terminado nuestro Destierro del Cid, dentro del Camino del Cid y no quedaba sino probar como estaban las piernas. Durante la semana había conseguido sacar tiempo para nadar sólo dos días, con un total de 2200 metros. Y había salido un día con la bici por Alcalá de Henares, aún con el porta-alforjas, unos casi 20 km mientras iba a mi última clase de Strong. Como bien decimos, no quedaba sino batirse y probarse.

La noche anterior me dieron las 00:00 horas de la noche mientras ponía a punto la bici, retiraba el porta-alforjas y dejaba todo en su sitio. Como es habitual en verano, quedamos en el sitio de siempre, Puerta de Madrid, a las 07:00 de la mañana, pues siempre cuando llegan los calores veraniegos evitamos salir más tarde de las 8:00 por varios motivos, pero el principal es quitarnos y evitar el sol que suele castigar bastante a las 12:00.

La Puerta de Madrid

Puerta de Madrid es una puerta prima-hermana de la Puerta de Alcalá (más bien prima que hermana, pues no es ni tan grande ni tan majestuosa). Está ubicada en Alcalá de Henares, donde partía y parte el camino que unía la ciudad de Alcalá de Henares con la Villa de Madrid, construida en 1788 y sustituyó una de las puertas medievales del antiguo recinto amurallado de la ciudad y fue costeada por el Cardenal Lorenzana (arzobispo de Toledo) reinando Carlos III.

Llegamos puntuales a la cita de cada Domingo, siendo esta vez, José Luis, Piero, Ángel, Javi, su hermano David y un servidor. En total 6 madrugadores. La idea era hacer la ruta que nosotros conocemos de los 5 picos o 5 puertos. Un total de unos 60 km, con un desnivel superior a 800 metros de desnivel acumulado, que transcurre alrededor del parque Natural próximo a la ciudad.

Comienzan las subidas

Sin más dilación comenzamos a rodar dirección al río Henares para recorrer la casi totalidad que comparte en su paso por la ciudad de Alcalá, unos 12 km. Enfilamos el último tramo para encontrarnos con nuestro primer puerto, la subida a los Santos de la Humosa, donde pasamos de estar a 530 metros de desnivel hasta los 803 metros.

Parada de unos minutos para reagruparnos, pues yo voy siempre por detrás, el resto están más fuertes y, además, no encuentro mi punto óptimo de ritmo, cosa que se repetiría hasta más o menos la mitad de la ruta. Llaneamos unos 4 km, para descender por la bajada de Peña Bermeja, que es muy rápida y bastante técnica. De hecho, en su inicio, menos José Luis y Piero el resto echamos pie a tierra, y donde nos encontramos a unos 664 metros sobre el nivel del mar de nuevo.

Nos dirigimos para nuestro segundo puerto/pico, pasado el pueblo de Anchuelo, la subida a las antenas. Donde pasamos de nuevo de 664 metros a 786 metros en unos 2-3 km de subida. Comenzamos a bajar de nuevo dirección a Villalbilla, donde descendemos de nuevo a 657 metros.

Dos picos seguidos

Llevamos ya 30km, la mitad de la ruta y no llevamos mal tiempo. Pasado el pueblo de Villalba tenemos 2 puertos seguidos, que nos hacen pasar de nuevo a 720 metros para luego descender y subir otro a la misma altitud, todo en menos de 8 km. El segundo pico es el pinar de Valverde de Alcalá, dándonos un respiro con el calor que se empieza a notar ya, que siendo aún temprano (no serían más de las 10: 00 horas) pero el sol ya picaba.

Enfilando nuestra ruta hacia Torres de la Alameda. No eran ni las 11:00 cuando decidimos para a tomar un café, en mi caso una coca-cola pues necesitaba azúcar de manera rápida. Estábamos en el km 40 y nos quedaban unos 20 más, para afrontar nuestro último pico, la subida al cerro San Juan del Viso. 10 km de subida tendida que nos pondría desde los 585 metros hasta los 690 metros de desnivel.

Momento de bajar hasta Alcalá de Henares

Una vez coronado el cerro, y con un calor ya importante, decidimos aventurarnos a una bajada por una trialera que nos costó encontrar y que hizo que tanto José Luis y Piero, lo más valientes, dieran con sus huesos en el suelo. Por lo que el resto de los que quedábamos, Javi, Ángel y un servidor decidimos realizar andando, con los consiguientes resbalones y culetazos.

Abandonamos el cerro de San Juan Del Viso para bajar por la carretera que une la urbanización Peñas Albas con Alcalá de Henares, llegando a rodar a más de 50 km/hora en la bajada. Terminamos nuestra ruta por la ribera del río Henares, camino a nuestro punto habitual de avituallamiento final, el Carolina. Donde nos refrescamos con un par de cervezas, sin alcohol para reponer líquidos.

En total me salieron unos 62,39 kms en 4 horas y poco. Prueba superada.

Wikiloc