De Gandía a la Casa Blanca

De Gandía a la Casa Blanca

¡Estrenamos sección!. He tardado tiempo en decidirme, pero creo que todos los libros y películas que están relacionadas con la temática de Big Joe bien merecen un apartado en el blog.

Y creo que el mejor modo de empezar la sección es hablando del último libro que ha pasado por mis manos: De Gandia A La Casa Blanca, de Rubén Figueres.

¿Quién es Rubén Figueres?

Rubén Figueres (@RubenFigueres) es un emprendedor español en Estados Unidos que actualmente reside y trabaja en Chicago.

Original de un pueblo cercano a Gandía, un buen día decide arriesgarse y viajar a EEUU para mejorar su nivel de inglés. Hasta aquí, nada nuevo. Lo realmente espectacular es cómo utilizó su afición al deporte para conseguir los contactos necesarios y establecerse como el líder de Alario Group, la más importante agencia de publicidad especializada en el mercado hispano de Chicago, que ha llegado a colaborar ni más ni menos que en la última campaña electoral del mismísimo Barack Obama.

De Gandía a la Casa Blanca

El deporte como herramienta para conseguir el éxito

En el libro, Rubén nos cuenta cómo se valió de su pasión por el Triatlón (y el tenis) para conseguir relacionarse con gente influyente en el mundo de los negocios. Cuenta cómo llegó al país con poco más que lo puesto y su plan de acción: conseguir trabajar de lo que fuera (recogiendo toallas, por ejemplo) en un entorno cuidadosamente seleccionado. Sus aptitudes deportivas le fueron abriendo puertas en uno de los más importantes gimnasios de Chicago, lo que unido a su dedicación hizo que fuese mejorando en el trabajo y teniendo acceso a gente cada vez más influyente que también entrenaba allí.

Gracias al tenis consiguió un contacto que allanó el camino para que se incorporase a la agencia de publicidad Leo Burnett, pero después de un tiempo trabajando allí (y en otras empresas como PWC) se dio cuenta de que trabajar para otros no era lo que quería. Lo que de verdad quería era controlar su tiempo para poder hacer lo que más le gustaba: practicar deporte y disfrutar de la familia.

La evolución de Alario Group

Fue así como fundó su propia agencia de publicidad: Alario Group. Una empresa con un funcionamiento distinto, en el que el empleado se siente en familia y con una flexibilidad que ya quisieran muchas de las empresas españolas que se jactan de estar entre los “Best Workplaces” año tras año.

Un punto importante en el libro es el momento en el que el autor cuenta el momento en que Alario Group debe cambiar de mentalidad y empezar a “hacerse grande“, a dejar de dar pérdidas y comenzar a ser rentable. Es un momento complicado, que implica una toma de decisiones difíciles pero que se solventa de una manera brillante.

De hecho, de una manera tan brillante que la agencia va ganando peso rápidamente, hasta llegar a participar de una manera muy importante en la campaña para la elección de Rahm Emanuel como alcalde de Chicago. El papel que jugó Alario Group en dicha campaña con el voto voto hispano fue fundamental para que Rahm Emanuel saliese elegido como alcalde en la primera ronda de votaciones, logrando el 55% de los votos.

La recompensa a tanto trabajo fue más trabajo, ya que gracias al desempeño en dichas elecciones Alario Group pudo formar parte del equipo implicado en campaña para la reelección de Barack Obama como presidente de EEUU. El resultado fue, nuevamente, excepcional: un aumento espectacular en el número de votantes latinos, que a la postre resultaron claves para la reelección.

Aquí podéis ver un vídeo comercial con Rahm Emanuel y Obama dirigido al público latino. Fue elaborado por AKPD media y Alario Group y producido por Rubén Figueres:

Conclusiones que he sacado del libro

Aunque no al nivel del autor, yo mismo he vivido una situación similar que, por desgracia, no supe aprovechar llegado el momento. Hasta hace cuatro años jugaba al baloncesto a buen nivel. No llegaba a ser profesional, pero sí que jugué en la última categoría amateur: la primera nacional. Cuando trabajaba para el Grupo Yell (Páginas Amarillas y 11888 son productos suyos) se formó un equipo de baloncesto para competir en una liga de empresas. A mí me vieron un tipo alto y me invitaron a jugar una pachanga con ellos, vieron que mi nivel era muy alto para la media que había en el equipo e inmediatamente pasé a ser el “fichaje estrella”. En el equipo jugaban muchos de los “jefazos” de la compañía, con los que entablé una buena amistad. Poco después dejé el proyecto con Yell y perdí contacto con muchos, pero tuve suerte de conservarlo con otros. Quizás sea el momento de volver a hablar con ellos de otras cosas 😛

Si hay algo que se te da bien (no necesariamente el mejor en la materia), utilízalo. Rubén Figueres ha podido sacar petróleo de donde no lo había: metió en una coctelera su habilidad con los deportes, la constancia y una actitud positiva y como resultado obtuvo la atención de gente más o menos influyente en su área de negocio. O como se decía antiguamente: “sacar leche de una alcuza“.

De verdad os digo que este ha sido el libro más útil que he leído este último año. Por eso lo he valorado con cinco estrellas: ¡motivación a tope!.