Este fin de semana está teniendo lugar en Boadilla del Monte el habitual Ciclocross que desde hace años viene organizando la Peña Ciclista Lute Anguita.

Este año viene con una novedad: las carreras de ambos días puntuarán entre sí, formando un Challenge. El ganador del primer día defenderá el maillot de líder el segundo día.

Hay que decir que el Challenger Ciclocross de Boadilla del Monte es puntuable para la Copa Comunidad de Madrid de Ciclocross.

Un sábado a las cuatro de la tarde puedes optar por echarte la siesta o salir a rodar un poco, que es la decisión que tomé yo tras luchar contra la pereza un buen rato 🙂 . Quería probar los cambios que me hicieron en la bici en el estudio biomecánico hace unos días, así que salí a pedalear un poco. Pensé en último momento que sería bonito grabar el recorrido del circuito de ciclocross, así que pillé la cámara y me dispuse a descubrir cómo es una prueba de esta especialidad.

El vídeo no es nada espectacular, así que no esperéis un montaje a nivel del circuito. Son más de diez minutos de duración con la única toma sobre mi casco. Ni música de fondo, ni nada que lo amenice. El único fin de este vídeo es que conozcáis cómo es un circuito de ciclocross por si os pica el gusanillo de apuntaros a una prueba de este estilo en el futuro.

El circuito es muy bonito, técnico y bastante difícil en alguno de sus tramos. Tiene una mezcla de todo: escaleras, empedrado, troncos, barro… Es cierto que yo no estaba en «modo competición» y que lo estaba haciendo en MTB, pero aunque mi montura fuese la mejor bici de ciclocross creo que haría un enorme ridículo en una prueba de este tipo.

El vencedor de la prueba del sábado fue Ismael Barba, corredor madrileño del equipo Spiuk. Hoy tendrá que defender su maillot en el segundo día de competición.

En la página oficial de la Federación Madrileña de Ciclismo podréis consultar todo lo relacionado con este I Challenger de Ciclocross de Boadilla del Monte: horarios, crónicas, etc…