MIPS son las siglas de Multi-directional Impact Protection System, o lo que es lo mismo, sistema de protección contra impactos multidireccionales.

¿Qué es el MIPS?

Se trata de un sistema utilizado en los mejores cascos de ciclismo. Este sistema, desarrollado científicamente en Suecia, busca reducir las consecuencias de las fuerzas rotacionales en el cerebro en caso de impacto.

Consiste en una lámina colocada en la cara interna del casco que permite que este se deslice en caso de impacto, absorbiendo buena parte de la energía  y reduciendo la rotación de la cabeza si esta golpea el suelo.

Sobra decir que el  MIPS aumenta la protección de un casco, ya que reduce los puntos de presión en el cerebro en caso de accidente con impacto en la cabeza. Está demostrado que los impactos en el casco en caso de accidente suelen ser principalmente angulares (no frontales).

¿Cómo funciona el sistema MIPS?

Un caso “estándar”, sin MIPS, consta de un material deformable en caso de impacto (normalmente espuma EPS). En caso de impacto, el cerebro se deforma debido a la presión del golpe. Si el este golpe es angular, el cerebro sufrirá además un giro a causa de las fuerzas rotacionales, transmitidas directamente.

Esto se puede evitar con un casco dotado con el sistema MIPS (como mi Smith Rover, por ejemplo), ya que el forro se desliza para redirigir las fuerzas rotacionales. Esta capa tan sólo se moverá unos milímetros durante un breve espacio de tiempo (las milésimas que dure el impacto), pero será suficiente para reducir hasta en un 40% la transmisión del golpe al cerebro.

Conviene aclarar que este sistema no asegura cero lesiones en caso de accidente, pero desde luego sí que es aconsejable invertir en un casco con MIPS porque es la mejor forma de reducir la transmisión de energía al cerebro en caso de impacto rotacional.

En Amazon hay un gran surtido de cascos con tecnología MIPS, muchos de ellos a precios excelntes.