Este fin de semana incumplí esa regla no escrita que recomienda no estrenar nada el día de la carrera. Yo estrené mis nuevos guantes de verano: unos Endura FS260 Aerogel.

Hay mucha gente que prefiere usar guantes largos durante todo el año. Dependiendo de la zona por la que saques la bici puede ser una buena idea, ya que si sueles rodar por senderos algún enganchón con alguna zarza te puede dejar los dedos bastante tocados (hablo por experiencia).

A pesar de esto, yo soy de los que prefieren usar guantes cortos en verano. Suelo tener dos guantes de verano y dos de invierno. Como uno de los de verano ya estaba en las últimas aproveché para cambiarlos por estos Endura.

Descripción de los Endura FS260 Aerogel

Los FS260 Aerogel tienen su punto fuerte en la palma. Tiene tres piezas de gel de tamaño considerable en los puntos estratégicos de agarre, pero con una peculiaridad que los hace diferentes: están perforadas para mejorar la ventilación.

Llevan silicona «impresa» en los dedos para mejorar el agarre y unos pequeños tirantes en los dos dedos del centro para facilitar la extracción. Este detalle es importante, porque el guante ajusta mucho y el sudor puede dificultar mucho este proceso.

El reverso está hecho de malla fina para mejorar la comodidad. Lleva una pieza bastante grande de tejido rizado para secar el sudor.

Otro detalle que me ha gustado de este guante es que la cinta de velcro que trae a la altura de la muñeca se cierra por abajo, al contrario de otros modelos de guantes. Creo que esta posición molesta mucho menos a la hora de montar.

Mi experiencia con ellos

Los llevé puestos durante la Riaza B-Pro del pasado fin de semana y me resultaron bastante cómodos. Es cierto que tienes que acostumbrarte a las inserciones de gel de la palma, pues al principio resultan un poco «extrañas» dado su grosor. Afortunadamente, te acostumbras rápido. El ajuste del guante es muy bueno. Normalmente suelo gastar una XXL, aunque este modelo de guante talla muy amplio y una XL me queda muy bien. No tuve ningún problema con «manos dormidas» o rozaduras en los dedos o la palma de las manos.

Como inconveniente: la transpirabilidad del reverso no está tan elaborada como la de la palma, aunque tampoco estamos hablando de algo que incomode en exceso.

Es importante no confundir este modelo (FS260 Aerogel) con la versión PRO, pues son ligeramente distintos.

Los guantes me costaron 32 € en una tienda de barrio, pero buscando en Internet puedes encontrarlos más baratos. Se venden en tres colores: Negro, Azul y Blanco (los míos).