Ya llevo unos cuantos kilómetros con la Maxxis Ardent Race como para poder contaros mi opinión acerca de la cubierta. Debo decir que, como casi todas las cubiertas que he probado de Maxxis, me está gustando bastante.

El ciclismo que practico es fundamentalmente por pistas rápidas y algún que otro tramo técnico con trialeras de piedra suelta, como el que hacemos la mayoría de globeros. Nada de despeñarme por bajadas de infarto o rodar por lodazales interminables. Últimamente busco más que la cubierta tenga un rodar rápido, pero sin comprometer un agarre «correcto», especialmente en la delantera.

Maxxis Ardent Race

Con esa descripción que os he dado, la Maxxis Ardent Race bien podría servir como rueda delantera o trasera, ya que no desmerecería en ninguna posición. Yo la he elegido para montar como rueda delantera, dejando la trasera para una Maxxis Ikon, con un dibujo algo más rodador si cabe. Si buscase algo más orientado al All Mountain, podría montarla en la trasera, dejando una Maxxis Ardent para la rueda delantera.

En los kilómetros que llevo hasta ahora, la Maxxis Ardent Race se está comportando muy bien, permitiendo rodar rápido cuando se necesita y mostrándose confiable a la hora de trazar las curvas, incluso en terreno suelto. Es un modelo de cubierta diseñado para Cross Country (XC), pero resulta ideal para rally o marathon, ya que su generoso balón de 2.20 proporciona mucha comodidad y facilita el rodaje.

Maxxis Ardent Race
Maxxis Ardent Race

Los tacos tienen una altura media, tirando a cortos, mucho más que la Maxxis Ardent con la que la gente suele confundirla. Este taqueado permite rodar mucho más rápido, a pesar de estar un poso separado de más para mi gusto. Los tacos laterales son más agresivos que una Maxxis Crossmark o una Ikon, por ejemplo. También, gracias a eso, permiten un mejor agarre y manejabilidad, motivo por el que la elegí para la rueda delantera. Por todo esto, podría decirse que la Ardent Race ocupa el hueco existente entre la Ikon y la Ardent.

Dentro de la gama Maxxis Ardent Race, yo he elegido la Tubeless Ready 29 x 2.20 de 60tpi con protección EXO (flancos reforzados) y compuesto DUAL, que mezcla goma 62a y 60a. Los más sibaritas tienen disponible el triple compuesto 3C Maxx Speed, un compuesto especialmente fabricado para reducir la resistencia al rodamiento, optimizar la tracción y aumentar la durabilidad de la cubierta: dureza 70a en la base, 62a sobre los tacos centrales y 60a sobre los laterales. De esta no puedo opinar, pues no la he probado. También está disponible con un balón de 2.35.

Peso y montaje

La Maxxis Ardent Race, con la configuración que he montado yo, no es una rueda especialmente ligera, aunque tampoco resulta de las más pesadas. El fabricante declara un peso de 774 gramos.

En cuanto al montaje, decir que resultó ser miel sobre hojuelas. También es verdad que venía de una Continental X-King de aro rígido, que esa sí que ofrecía resistencia a la hora de meterle mano. En esta ocasión sólo fue desplegar la cubierta (este modelo era de aro plegable) y casi no hubo ni que tirar de desmontables, algo que siempre se agradece, sobre todo si hay que desmontarla en ruta.

Si queréis encontrar las Maxxis Ardent REca bien de precio, os recomiendo echar un vistazo aquí.