Esta semana por fin he sacado el rodillo de su caja (lo compré en Abril) y lo he estrenado con unos cuantos entrenamientos. Va de lujo, pero lo que más rabia me da es lo de siempre: tener que perder todo el tiempo que pierdo en “preparar el entorno”, preparando Netflix para ponerme algo que ver durante el entrenamiento, cacharreando con el iPad para cargar el programa de entrenamiento y poniéndome los auriculares para no molestar en casa. El resultado de esto, aparte de la consiguiente pérdida de tiempo,  suele ser una maraña de cables y dispositivos nada atractiva. Pero ya me he puesto manos a la obra…

Lo primero que he hecho para despejar un poco la mesa de tanto cable ha sido comprar en Amazon unos auriculares bluetooth que sustituyesen a los míos. Unos auriculares “de verdad”, que no fuesen grandes como unas orejeras y que se estuviesen cayendo continuamente por su peso, que es lo que me pasaba con los míos. Los elegidos fueron los auriculares bluetooth Proxelle Solo.

Los auriculares bluetooth Proxelle Solo

Fue casi amor a primera vista, ya que su diseño es bastante discreto y el tamaño muy contenido, justo lo que buscaba. Además, tienen detalles de calidad como un imán en el reverso de la carcasa de los auriculares. El cuerpo es metálico y son resistentes al sudor (y al agua, claro) en grado IPX5 (aguanta chorros de agua a presión).

El imán resulta útil para poder “pegarlos” cuando no los estés usando y que no se anden cayendo o perdiendo, algo práctico cuando estás en el rodillo (recordad que no es recomendable llevar auriculares cuando se monta en bici en exteriores).

El diseño me parece todo un acierto, desplazando los botones de los auriculares al control remoto instalado en el cable. Ahí encontraremos los botones multifunción, un indicador led, el puerto de carga y el micrófono.

El funcionamiento de los botones es bastante sencillo:

  • El botón de reproducción permite encender los auriculares (presionando 2 segundos) o apagarlos (presionando 3 segundos).
  • El emparejamiento bluetooth se activa manteniendo presionado el botón de reproducción durante 5 segundos.
  • Una presión sencilla del botón de reproducción inicia o pausa la reproducción musical o responde / cuelga una llamada.
  • Una presión doble del mismo botón rechaza una llamada entrante o recupera el último número en la lista de llamadas.
  • Los botones de volumen ajustan el nivel con una pulsación corta.Una pulsación larga cambia de pista a la anterior o posterior, según el botón.

La calidad de sonido me ha parecido bastante aceptable. Obviamente, no van a tener la calidad de unos auriculares de 100€ con cable y con un tamaño mayor, pero no olvidemos el rango de precios en que nos estamos moviendo (su precio normal es de 19.99€ en Amazon). Para un volumen moderado, la calidad de los bajos y los medios es muy aceptable. Si ya subimos el volumen es cuando notamos que la distorsión empieza a hacer de las suyas.

Auriculares bluetooth Proxelle Solo

Auriculares bluetooth Proxelle Solo

Lo que viene en la caja

Los Proxelle Solo vienen en un estuche semi-rígido muy práctico para llevarlos al gimansio, por ejemplo. Aparte de los auriculares bluetooth, el estuche incluye lo siguiente:

  • Cable USB – Micro USB para la carga. Un poco corto, pero más que suficiente.
  • Dos juegos de almohadillas adicionales. Los auriculares traen las medianas instaladas, pero vienen con un juego de grandes y otro de pequeñas adicionales.
  • Dos juegos de soportes adicionales en forma de gancho, para ayudar a mantener los auriculares en su sitio una vez colocados en las orejas. Los auriculares traen los adaptadores medianos instalados e incluyen los grandes y pequeños desmontados.
  • Manual del usuario. Bien traducido, que siempre se agradece 😀

Ventajas y desventajas de los Proxelle Solo

Aparte del certificado IPX5 y de los imanes en los auriculares, otra de las ventajas de estos Proxelle Solo es que usan la tecnología bluetooth 4.2, lo que les da un rango de funcionamiento de unos diez metros y hace mucho más fácil el proceso de emparejamiento. Hay que destacar que, según el fabricante, es posible conectar dos dispositivos al mismo tiempo, aunque eso todavía no lo he probado.

Los auriculares tienen un peso de sólo 18 gramos, lo cual es otro de sus puntos fuertes.

En cuanto a la batería que utilizan, decir que es de Polímero de Litio y que tiene una autonomía declarada por el fabricante de unas 6 horas de uso, algo que no está mal y que da para unas cuantas sesiones en el gym o el rodillo. El tiempo de carga dependerá del cargador utilizado, pero yo he tardado algo menos de hora y media en cargarlos a tope.

Pasando a hablar de los puntos débiles, una de las cosas que menos me ha gustado de los Proxelle Solo es la tapa de  goma que cierra el puerto micro USB. Para cargarlo es necesario abrirla en su totalidad, forzando en exceso la goma. No hay nada malo en eso a priori, pero me da la sensación de que en el futuro puede ser un foco de problemas si se rompe dicha tapa. Lo iré observando, aunque es un fallo menor.

Otra pega menor es la longitud del cable, que a mi gusto es demasiado larga (más de 60 centímetros). Para solucionar esto, los auriculares vienen con una pieza de plástico que nos permite ajustar la longitud a nuestro gusto. Bien pensado.

Conclusiones

Recomendados sin lugar a dudas. Personalmente, me ha gustado mucho su construcción metálica, así como su diseño minimalista y el hecho de que vengan acompañados de un estuche como el que traen.

La calidad del sonido es bastante aceptable a mi parecer, sobre todo por el precio que tienen. No se puede pedir mucho más, la verdad…

¿Se puede mejorar? Por supuesto. Con un vale descuento para comprar los Proxelle Solo en Amazon con un 50% de descuento hasta mañana, día 23 de Diciembre a las 23:59. Para beneficierte de este descuento sólo tienes que hacer clic aquí y aplicar el siguiente código al finalizar tu compra:

BIGJOE50