Últimamente estoy lanzado con la categoría de zapatillas. Lo bueno es que hoy os voy a hablar de un alta en la colección en lugar de una baja. La última adquisición llegó justo el día 31 de diciembre: las Adidas F/22 Primeknit Atric.

Los orígenes de la F/22 Atric

Llevaba tiempo viéndolas en el Outlet. Cada vez que me pasaba por la tienda de Adidas, allí estaban. Fue amor a primera vista. Me encantaba esa suela gorda y ese aire vintage que tenían. Pero nunca las encontraba bien de precio. Hasta el día 31, que se me pusieron a tiro a sólo 39€. Un super chollo que nunca más he vuelto a ver en la tienda…

A Adidas hay que reconocerle una cosa: no se quedan dormidos en los laureles. No tienen ningún problema en innovar y probar nuevas tecnologías y diseños. Ahí está el tremendo éxito que han tenido con la tecnología boost, por ejemplo.

Con la colección Atric están volviendo a arriesgar. Según la marca, la colección Atric viene para llenar ese vacío que tienen los “aventureros de ciudad“. Sinceramente, no sabía que ahí hubiese una necesidad que cubrir, pero tengo que decir que las zapatillas me parecen todo un acierto.

El nombre de este modelo viene del mundo de la fotografía: F/22 es un tipo de apertura de diafragma que se utiliza sobre todo para enfocar el máximo número de elementos que componen la imagen (diafragma muy abierto durante muy poco tiempo: menos luz en mayor profundidad de campo).

Características de las F/22 Atric

La zapatilla hace honor a su nombre: es válida todo. Tanto para los senderos como para las calles de la ciudad. Su diseño está inspirado en los mocasines para el agua, algo que se nota inmediatamente cuando metes el pie en ellas. El ajuste es impresionante, gracias al Primeknit (la alternativa de Adidas al flyknit).

Y aquí es dónde está el punto fuerte de esta zapatilla: el upper es de una única pieza y está tejido con MerinoPerform, un material desarrollado por Woolmark a partir de lana merina. El interior de la suela también viene cubierto de este material, lo que dota a la zapatilla de una excepcional evacuación del sudor y, dadas las excepcionales propiedades anti-bacterianas de este, libre de malos olores.

Y es que las F/22 Atric están pensadas para llevarse sin calcetines. Para los que no somos tan atrevidos, Adidas ha incluido en la caja un par de plantillas de esas simples de gomaespuma, que no es que aporten mucho a la comodidad. Más bien al contrario, pues al llevar la zapatilla mucho tiempo se nota que las plantillas tienden a desplazarse de su sitio.

Los cordones podríamos decir que están para hacer bonito. No sirven para apretar fuertemente, aunque sí que añaden cierta tensión a la parte superior. Aunque no es el caso conmigo, pero creo que a determinadas personas podrían incluso llegar a molestarles en la zona interior.

Lo que más llama la atención de las F/22 Atric es sin duda su abultada suela exterior, desarrollada por Continental. Está compuesta de caucho de larga duración y emplea un patrón pensado para aumentar la tracción en todo tipo de terrenos. El grip es muy, muy bueno.

La amortiguación de la zapatillas es casi nula. Desconozco si habrá algo de espuma encapsulada en el interior de esa suela, pero juraría que suela y entresuela son una única pieza de caucho. Personalmente me gusta mucho la sensación, pero a mucha gente le parecerá algo incómoda para el día a día.

Conclusiones

Es un modelo pensado para el día a día. Si la intención es usarlas para hacer deporte (tipo senderismo o similar), hay opciones mucho mejores. De hecho, las F/22 Atric están englobadas dentro de la categoría “Originals” de Adidas, aquellas más orientadas al “casual wear” que al rendimiento.

Para juzgar factores como la amortiguación o la ligereza (que resulta mejor de lo que pueda parecer a primera vista) hay que tener en cuenta que esta zapatilla no fue diseñada para la práctica deportiva.

Yo, personalmente, estoy encantado con mis F/22 Atric. Si os animáis a darle una oportunidad, en Amazon tienen buena variedad de colores. El mío es el naranja de la foto que acompaña al post, pero ese blanco “trace orange” que tienen me gusta mucho. Me recuerda a las antiguas Streetball.