Una pequeña subida de 400 gramos esta semana me coloca en el mismo peso que tenía hace quince días.

Los resultados de la semana con Pronokal

Esta mañana he pesado 103 kilos. Llevo un tiempo estabilizado en torno a ese peso y estoy notando que el cuerpo tolera mejor los excesos puntuales con la comida.

Lo cierto es que mi objetivo cuando empecé la dieta con el MétodoPNK de Pronokal siempre fue situarme por debajo de los 105 kilos, que es el peso en el que siempre me he encontrado bien. Ahora que rondo los 103 parece que la barrera psicológica se sitúa en los 100, que cada vez están más lejos los jodíos 😀

Esta última semana sólo he hecho ejercicio el día que sacamos la bici para hacer una pequeña ruta hasta el Kinépolis. Le pereza me ha podido la mayoría de los días y no he ido al gimnasio, lo reconozco. Además, el jueves y el viernes pasado me notaba especialmente cansado y apático. Esto viene a demostrar, una vez más, que la falta de ejercicio influye directamente en nuestro estado anímico…

Para terminar, comentar que he tomado la decisión de aumentar la periodicidad con la que escribo sobre la Operación Reconquista. A partir de ahora sólo voy a escribir cuando haya algo que destacar, como hacer una visita al médico o los resultados de unos análisis (que, por cierto, tengo que hacerme un día de estos). El paso 4 del MétodoPNK puede extenderse mucho en el tiempo y la pérdida de peso es muy pequeña como para escribir una vez por semana. Lo siento por los compañeros de la oficina, que esperan ansiosos el post semanal (Rubén, Rodrigo… esto va por vosotros 😀 )