Segunda semana completa en el paso 4 del Método PNK. Los resultados han sido satisfactorios, a pesar de haberme «desmadrado» un poco.

Los resultados de otra semana con Pronokal

Pronokal: vigésima semana

Esta mañana he pesado 103 kilos exactos. Prácticamente lo mismo que la semana anterior (100 gramos menos), lo cual puedo considerar un éxito después del desfase del fin de semana.

Y es que no se puede tirar por la borda lo que voy consiguiendo con tanto esfuerzo entre semana. El viernes me desperté pesando 102,1 kilos, muy cerquita del mínimo histórico de diciembre (101,8 kilos). Me vine arriba, como dicen los de Aquarius, y el viernes acepté comer en el Foster´s con los compañeros de trabajo. The horror. Por cierto, cómo han perdido estos sitios últimamente…

Ese fue el comienzo de una espiral negativa que acabó con una copa homenaje al chocolate del Vips el domingo por la noche. Muy mal.

Si a esto le añadimos un domingo de guardia toledana y que no he hecho nada de ejercicio desde el jueves, podemos llegar a la conclusión de que adelgazar 100 gramos ha sido un exitazo.

Los productos de la línea Maintenance

Respecto a los nuevos productos del paso 4 de Pronokal, decir que las barritas de la línea Maintenance están muy buenas. Hasta ahora he probado las de chocolate con cacahuete y las de manzana con yogur. Sacian bastante (más que las barritas autorizadas hasta el paso 3) y están bastante ricas de sabor.

Las mañanas son bastante más llevaderas con los desayunos nuevos, pero si no te planificas el resto de tomas muy en serio es fácil llegar con algo de hambre a la cena. Hay que tratar de evitar esto a toda costa. El problema llega los fines de semana, cuando el cuerpo te pide salir a cenar fuera y estás con ese punto de hambre que te nubla la vista delante de la carta del restaurante.

Esta semana intentaré ponerme las pilas en el gym y sacar a pasear la bici el fin de semana, a ver si rebajamos la marca de 101,8…