Pronokal: tercera semana

Pronokal: tercera semana

Miércoles: día “oficial” de pesaje 🙂 . Aquí están mis resultados para esa semana: peso 114 kilos y tengo un IMC de 28,5 (31,1 kilos de grasa). Esto significa una pérdida de 3,2 kilos (lo mismo que la semana anterior) y 2,2 de IMC.

Como ya os adelanté en el post de hace un par de días, esta semana ha empezado lo bueno. Mi doctor me cambió al paso 2 este lunes, lo que significa que todo sigue igual salvo una cosa: en la comida o en la cena podemos sustituir el producto Pronokal por un alimento rico en proteínas.

Esta semana ya no ha sido tan dura como la primera. El hecho de que me quitasen la venda de la pierna y poder ir a hacer algo de ejercicio a la piscina me ha venido muy bien, pues ha hecho que perdiese peso más rápido y que creciese un poco la motivación, que estaba por los suelos.

Según mi médico, no es normal perder 11,5 kilos en dos semanas. Ha sido un ritmo muy bueno y un poco fuera de lo normal. Me ha avisado que en el próximo paso 2 no se pierde peso tan rápido.

Tengo que volver al médico en un par de semanas. En este paso 2 tengo que perder cinco kilos más. ¡A ver si hay suerte y se me da tan bien como el paso 1!

Alimentos ricos en proteínas admitidos en paso 2 del Método PNK

¡Tampoco os vayáis a pensar que esto ya es barra libre de carne o pescado!

Los alimentos que nos permiten tomar para sustituir ese producto Pronokal son:

  • Carnes y aves: 100 ó 150 gramos por ingesta de carnes bajas en grasa. Ternera, solomillo de cerdo, buey, pollo, pavo, conejo, codornices y caballo.
  • Pescados y mariscos: 100 ó 150 gramos por ingesta. Pescados blancos, mariscos, crustáceos y una latita de atún claro natural.
  • Dos huevos.

Todas las opciones tienen que hacerse con preparaciones bajas en grasa: al vapor, en papillote, sartén antiadherente, horno, hervido, a la brasa, a la plancha…

Las verduras que podemos (y debemos) tomar siguen siendo exactamente las mismas que en el paso 1, así como los suplementos (mismo orden y mismas cantidades).

Mi opinión del paso 2 del Método PNK (Pronokal)

Bueno, aunque tan solo llevo dos días de paso 2, mi opinión está muy clara: esto es el paraíso 😀

Hablando en serio, introducir la carne (en mi caso) ha servido para quitarme ese “mono” que alimentas en el paso 1. Yo nunca he sido muy amigo de las verduras, así que en el paso 1 he abusado en exceso de las ensaladas “peladas”, lo cual no está bien porque con tanta monotonía se te hace todo un poco cuesta arriba.

El poder volver a la textura y al sabor de la carne hace que desconectes de toda esa rutina. Además, esto te permite salir a comer o cenar con amigos en un momento dado, pues en cualquier restaurante encuentras una carne o un pescado a la plancha.