Hoy se cumple mi primera semana siguiendo el «Método PNK» y los resultados están siendo muy buenos.

El miércoles pasado empecé la dieta pesando 125,3 kg y con 39,7 kg de grasa. Esta mañana ya pesaba 120,4 kg y mi IMC  había bajado hasta 30,1. Mi compañero Manu, que empezó la dieta junto a mí, lo lleva algo mejor. Ha conseguido bajar más peso (Manu, arregla esa báscula), y eso que comenzó un día después que yo.

Pronokal: primera semana

Pronokal: primera semana

Teniendo en cuenta lo dura que ha sido esta semana, en la que he tenido que afrontar una salida a cenar fuera y la operación de rodilla, bajar casi cinco kilos se puede considerar todo un éxito. Si además tenemos en cuenta que en el peso está incluido el peso del vendaje que llevo en la pierna (la pierna entera vendada), todavía mejor 😀

Momentos más duros del paso 1 Pronokal

¿Cuales han sido los momentos más complicados esta semana para mi dieta?:

  1. Salir «ileso» de la primera cena fuera: el jueves (segundo día de dieta) vino a visitarme un amigo desde Bruselas. Cenar en un restaurante a base de ensaladita y polvos es una cosa dura.
  2. El día de la operación de rodilla: estar todo el día en ayunas (incluyendo el agua) y que al llegar a casa por la noche después de pasarte un día en el hospital sólo puedas tomar un batido con un poco de lechuga…
  3. Las comidas en casa con la familia: el sábado pasado te das cuenta de que para los desayunos hay todo tipo de bollos (que nunca los solemos tener), para las comidas un montón de cosas ricas y tú a base de sobres. Chungo. El fin de semana se me hizo un poco duro, la verdad.
  4. El sabor de algunos productos de Pronokal. Esto es muy personal, pero es que hay algunos productos a los que no consigues acostumbrarte. Hay unos cuantos postres y batidos nuevos (respecto al anterior método Pronokal) que he pedido y su sabor no me ha convencido mucho.
  5. El sodio: uno de los principales enemigos de los que hacemos en método PNK. Si lo tomas después de comidas calientes es fácil que te siente mal y haga devolver. A mí me ha pasado dos veces esta semana y es un poco desagradable.

De momento, los productos que más me están gustando son las galletas y las barritas. Ambos son muy fáciles de llevar a la oficina y de sabor no están mal (teniendo en cuenta que no son unas maravillosas y suculentas galletas tradicionales, claro).

Vamos a por la segunda semana…