Esta semana ha tocado ir al médico a revisión. Los resultados no han sido todo lo buenos que me hubiesen gustado, a pesar de que él se mostraba entusiasmado con el ritmo de pérdida que estábamos consiguiendo. Os cuento primero cómo ha ido la semana y luego os hablo de la visita al médico.

La evolución semanal

Esta mañana en la báscula de mi casa he pesado 104,7 kilos, sólo 300 gramos menos que la semana pasada. El motivo de tan escasa pérdida de peso lo achaco al poco ejercicio que he hecho esta semana, que sumado a una comida un poco «excesiva» que hice el viernes han hecho estragos.

Esta semana hemos cambiado varias veces el turno en la oficina entre mi compañero Manu y yo, lo que ha hecho que no pudiese seguir la rutina que estaba llevando con el gimnasio. Para colmo de males, el viernes se me olvidó llevarme a la oficina mis galletas de Pronokal, así que tuve que improvisar las comidas como pude. El remate: la comida principal en un restaurante que nos gusta mucho a todos los compañeros, en la que nos pusimos ciegos a pulpo y chuletón. Aunque tanto el pulpo como el chuletón están permitidos en el paso 3 del método PNK, no conviene abusar de la manera que lo hicimos nosotros 😀

El fin de semana intenté hacer algo de ejercicio con la bici para contrarrestar el exceso del día anterior (este fue el día que grabé el vídeo en el circuito de ciclocross de Boadilla del Monte), pero supongo que no fue suficiente.

El lunes pude retomar mi rutina de ir al gimnasio a las 07:00, pero el martes era festivo y el gimnasio no abría hasta las 09:00, por lo que tampoco pude ir. Vaya semana de contratiempos…

La visita al médico de Pronokal

Hacía casi un mes que no iba a revisión (la última fue el 27 de Octubre). En la última revisión me mandó pasar al paso 3 el día 11 de Noviembre, así que el martes (25 de Noviembre) llevaba exactamente dos semanas en el paso 3.

Los resultados, a pesar de ser bastante buenos en general, me dejaron una sensación agridulce. Según la báscula del médico  ayer pesaba 107,7 kilos, muy por encima de los 105 que me había pesado yo esa mañana en casa. La consecuencia de ese pesaje ha sido continuar en el paso 3 hasta el 15 de Diciembre, fecha en la que vuelvo a hacerme otra revisión. Espero que en las puertas de la navidad pueda cambiarme al paso 4 y pasar las fiestas con un poco más de libertad 🙂

Los resultados acumulados

En total llevo más de 20 kilos perdidos en dos meses y medio, lo cual está bastante bien y es el principal estímulo para continuar con este régimen.

Aunque este dato es espectacular, todavía lo es más el volumen que he perdido. Por ejemplo, cuando empecé con el Método PNK mi contorno de cintura era de 120 centímetros, mientras que ayer estaba en 104 centímetros. Me estoy quedando en el chasis 😀

El objetivo inicial del régimen era llegar hasta los 99 kilos, pero viendo cómo estoy actualmente no me imagino con siete u ocho kilos menos, sinceramente. Esperaremos hasta la próxima revisión y allí valoraremos hasta dónde vamos a «apretar» en los pasos 4 y 5. De entrada, la dietista de Pronokal me dijo que no creía que tuviese que perder tanto.

Continuará…