Posponiendo el Camino a Guadalupe

Cada vez me cuesta más escribir. Ni Camino a Guadalupe ni nada. Pasan las semanas y no escribo. Supongo que en los tiempos que corren ya nadie tiene tiempo para leer un blog. Estamos en la era de los vlogs, mucho más fáciles y rápidos de «consumir» (odio ese uso de la palabra). O lo que es peor: de los vídeos cortos, cortísimos de TikTok. En fin…

El post de hoy no tiene mucho más misterio que lo que os indico en el título: me bajo del «reto» de este año de hacer el Camino de Guadalupe. Mi intención es planificar nuevamente las fechas, pero de momento no tengo nada decidido.

Los que sí que saldrán mañana son mis compañeros de aventura. Todos excepto Juanma, que tiene un compromiso familiar y abortó la misión hace una semana. Con algunos cambios en los planes iniciales que os conté en el post anterior, pero la aventura continúa para ellos, como tiene que ser.

La verdad es que me fastidia no rodar hasta Guadalupe acompañándolos. Es cierto que no es el mejor momento para hacerlo, en plena ola de calor, pero no es fácil juntar a toda la tropa y estas ocasiones conviene no dejarlas pasar. Ya había preparado la Silex y todo, comprando hasta los portaequipajes para la horquilla. Qué se le va a hacer…

Esta semana nos dieron una mala noticia a la familia y pasar el fin de semana lejos de los míos no me parecía correcto, así que decidí comunicar mi decisión a los compañeros y dejar el «reto» aparcado de momento. Mi intención es retomarlo después del verano, cuando las temperaturas sean un poco más benévolas y quizás me permitan hacerlo en un par de etapas, en lugar de usar tres días. Ya veremos.

El Camino a Guadalupe continúa para algunos

Según escribo estas líneas Jaime estará llegando a casa de Jose Pablo para cumplir con la «casi» tradición de pasar la noche anterior a la aventura en su casa. El resto estará ultimando los preparativos y dejando listas sus monturas, seguramente. Jorge tiene un buen madrugón mañana, al igual que Chema. Dani y Javi lo tienen un poco más fácil y podrán arañar unos minutos más de sueño.

El plan ha ido cambiando según se acercaba la fecha. Aunque se respetan los días originales, alguna etapa ha cambiado ligeramente. Por ejemplo, para evitar hacer tantos kilómetros el primer día se ha cambiado el punto de partida, pasando de Boadilla del Monte a Móstoles.

También se han ido planificando los puntos estratégicos para comer, siendo Torrijos el pueblo elegido para montar el campamento el primer día, aunque puede que esto esté sujeto a cambios según avance la primera etapa. El hotel de Talavera está confirmado, así como el albergue en Villar del Pedroso y la vuelta con la furgoneta de Herminio, adaptada para traer de vuelta a Móstoles a los seis jinetes con sus seis monturas.

Ahora sí: no queda sino batirse. ¡Suerte, compañeros!.

1 comentario en «Posponiendo el Camino a Guadalupe»

Deja un comentario