Nunca te pares: Autobiografía del fundador de Nike, Phil Knight

Ahí va otra recomendación para que leáis estas fiestas: Nunca te pares, la autobiografía del fundador de Nike, Phil Knight. Estoy lanzado con la categoría de libros, luego no digáis que no se os ocurren regalos para navidad, ja ja ja.

Nunca te pares: la historia de Nike

No es el primer libro que leo acerca de Nike. Hace décadas (sí, décadas, allá por el principio de los noventa) devoré el «Nike» que escribieron Strasser y Becklund, pero éste de Phil Knight gana por goleada.

Este libro no es una biografía al uso. No es un homenaje a una personalidad, o un ejemplar escrito para admirar la soberbia obra de un creador. Es simplemente la historia de la mayor start-up que ha conocido el mundo. La historia de las dificultades que tuvo en sus orígenes y de cómo evolucionó hasta convertirse en lo que es ahora mismo: una de las más icónicas, influyentes y rentables empresas del mundo.

En 1962, un recién graduado Phil Knight pidió prestados cincuenta dólares a su padre para crear Blue Ribbon, el germen de Nike, con el objetivo de importar zapatillas Onitsuka (lo que hoy es ASICS) de gran calidad a un precio barato. La compañía, que empezó con un beneficio de ocho mil dólares el primer año, en 2015 ya vendía más de treinta mil millones de dólares. Casi nada.

Como decía, en una época de start-ups, Nike es el no va más de las start-ups. Su logotipo, el famoso swoosh que una diseñadora creó por treinta y cinco dólares, se ha convertido en uno de los más influyentes, revolucionarios y reconocidos a nivel mundial.

Phil Knight, el enigmático

Si bien la historia de Nike ha podido ser más o menos conocida, nunca ha sucedido así con la de su fundador, Phil Knight. En este libro cuenta su historia y las decisiones que tuvo que tomar para dar forma a su sueño cuando tan sólo tenía veinticuatro años, al volver de una vuelta al mundo como mochilero.

En «Nunca te pares» detalla todos los riesgos que corrió y cómo, a pesar de desalentadores reveses, consiguió establecer buenas relaciones con sus primeros socios y empleados, que llegaron a formar una gran familia y fueron los sólidos cimientos sobre los que se construyó Nike. Juntos, compartiendo la misma visión, y gracias a una fe ciega en el deporte, construyeron la marca que lo cambiaría todo.

Bill Bowerman (que puso la semilla para futuros modelos como mis queridas Presto Faze) juega un papel esencial, pues en 1964 se asoció con Knight y dio el primer empujón serio a Blue Ribbon. Mientras tanto, Phil Knight seguía trabajando a tiempo completo como contable en PWC para poder pagar las deudas de su empresa…

Su lucha por hacer florecer Nike

La primera parte de «Nunca te pares» hace especial hincapié en cómo consiguió financiación para su empresa durante sus primeros años, sobre todo a través de bancos «tradicionales» y socios que no querían correr muchos riesgos. Esto es importante, pues la compañía no tenía beneficios pero crecía a velocidad de vértigo. Phil Knight hizo que el modelo no sólo funcionase, sino que lo hiciese extraordinariamente bien.

El libro explica con todo lujo de detalles los momentos dulces, pero también (y sobre todo) los momentos difíciles, en los que Knight sentía que podía perderlo todo, que no fueron pocos. Entra a contar sin tapujos las dificultades que se encontraba como líder y manager de una empresa. Detalla los momentos en los que flaqueó, preguntándose si todo el esfuerzo y sacrificio valía la pena.

Pero lo más importante es que también cuenta como con las perspectiva del tiempo fue percatándose de los avances que les fueron llevando a otro nivel. Y cómo los amigos/empleados que lo volvían loco al principio fueron quienes resultaron ser totalmente indispensables para la compañía.

Lectura obligada

En mi opinión, es increíble poder conocer la historia de la mayor empresa de productos deportivos contada por su propio fundador. Un hombre que ahora mismo maneja una fortuna de más de veinticinco mil millones de dólares.

Si se te ha pasado por la cabeza emprender en algún momento de tu vida, «Nunca te pares» es una lectura obligada.

Puedes comprarlo aquí.

Deja un comentario