Nike+ Sportband

Nike+ Sportband

Ayer por la mañana pasé por casualidad por un Opencor a hacer unas compras de alimentación. Era un Opencor de esos que tienen un pequeño centro de oportunidades de El Corte Inglés al lado, así que me pasé a echar una ojeada rápida (no lo puedo evitar, soy un comprador compulsivo 😀 ).

El caso es que ya estaba terminando mi paseo cuando en la línea de cajas me encuentro con una oferta peculiar: un cesto lleno de cajas de la Nike+ Sportband en todos los colores imaginables. Me acerco a mirar con curiosidad y lo que vi me sorprendió: ¡las estaban vendiendo a sólo nueve Euros!. El precio normal de este gadget en su día era de 70€.

No lo pude evitar y me compré una en negro y verde…

El origen de la Nike+ Sportband

El verdadero precursor de la Sportband fue el iPod. Hace algunos años, Apple y Nike unieron sus fuerzas y desarrollaron un producto llamado algo asó como Nike iPod Sport Kit. Esto consistía en un acelerómetro que se introducía en el interior de los modelos de running de la marca. El iPod, gracias a un sensor adicional, registraba la información del sensor y permitía grabar el entrenamiento para volcarlo posteriormente a la página web de Nike.

Esa especie de «Joint Venture» fue un éxito que supuso la vía de acceso a aplicaciones cada vez más complejas, tanto de Nike/Apple como de la competencia (por ejemplo, Adidas desarrolló su propio sistema: miCoach). La Sportband fue el primer paso que dio Nike para distanciarse un poco de Apple y no ser tan dependiente de su sistema operativo, pues el auge de los smartphones Android requería nuevas versiones de la aplicación para llegar al mayor número de clientes posible.

La finalidad de la Sportband era poder hacer el seguimiento de los entrenamientos sin necesidad de llevar encima el iPod. El pack de la Nike+ Sportband se compone de la pulsera y el sensor con el acelerómetro, que una vez introducido en la zapatilla transmitirá los datos a la pulsera. Allí van quedando registrados y listos para su visualización posterior en la web.

Características de la Nike+ Sportband

Hay que tener en cuenta que la Nike+ Sportband no es un reloj GPS. Su funcionamiento, como he dicho antes, es a través de un acelerómetro.

Aunque es cierto que la fiabilidad de este método es peor que la de un sistema GPS, sorprende bastante lo fiable que es. La gente de Nike recomienda una calibración en una pista de atletismo (400 metros de distancia) para mayor exactitud, aunque como digo es muy preciso «out of the box» (me encanta esta expresión).

Los datos que ofrece una vez nos ponemos en acción son:

  • Ritmo de paso.
  • Km recorridos.
  • Calorías quemadas.
  • Tiempo de carrera.
  • Frecuencia cardíaca (necesaria una cinta de pecho de Nike o Polar).

La función que más me llamó la atención y por la que me animé a comprar la pulsera fue la última: la posibilidad de saber el ritmo cardíaco. Hay que aclarar que esta funcionalidad necesita que compremos el sensor de ritmo cardíaco de Nike. También es compatible con los de tecnología Polar WearLink+ (los que yo tengo).

Una vez hayamos terminado nuestra carrera, grabamos los resultados en la pulsera pulsando el único botón que tiene. Puede almacenar hasta ocho entrenamientos. Para descargar los entrenamientos basta con separar el cabezal de la pulsera. Esto dejará al descubierto una toma USB para conectarla al ordenador y sincronizarla con nuestra cuenta de Nike+.

En nuestra cuenta de Nike podremos hacer el seguimiento diario de nuestros entrenamientos, pudiendo ordenar los resultados de la siguiente manera:

  • Carreras totales.
  • Retos.
  • Objetivos.
  • Entrenamientos.

Los sustitutos de la Nike+ Sportband

Actualmente es difícil encontrar estas pulseras a la venta, pues Nike las ha ido reemplazando por sus nuevos gaadgets:

Nike+ SportWatch: fruto de la alianza de Nike y  TomTom. Ofrece seguimiento con GPS, registra parciales, te recuerda salir a correr e incluso te recuerda tus marcas personales.

Nike+ iPod nano: Escucha música y obtén comentarios en formato de audio mientras corres.

Aplicación Nike+ Running: descarga el mapa y haz un seguimiento de tus carreras en exteriores. No se requiere sensor, usa el GPS del smartphone.

Nike+ fuelband: la verdadera sustituta de la Sportband. Hace un seguimiento de las calorías quemadas, los pasos y mucho más. Además, es un excelente reloj.

Especificaciones técnicas de la Nike+ Sportband

Tamaño y dimensiones

  • Brazalete de tamaño único
  • Cara: 11 mm x 18 mm x 13 mm
  • Ancho del brazalete: 20 mm
  • Circunferencia del brazalete: 9″

Memoria

Almacena 30+ horas de datos de carreras

Vida útil de la batería

3 semanas con ejercicios de 1 hora/día (uso promedio)

Sensores

En emped (acelerómetro que va en la zapatilla), no en el dispositivo. El sensor es de tipo piezoeléctrico.

Inalámbrico

Receptor de 2,4 GHz (patentado), sin transmisor

Pantalla

LCD monocromático

Las marcas y las animaciones en pantalla incluyen:

Calorías, hora, estado de la batería, carga, tiempo transcurrido, ritmo instantáneo, distancia, historial (última carrera y total de carreras)

Resistencia al agua y al sudor

Resistente al agua hasta 5 ATM para bailar bajo la lluvia sin preocuparse.