Música libre

Foto de Hani Amir.

Como sabréis, hace poco entré de lleno en el maravilloso mundo de GoPro (ya hablaremos de ello en otro post).

Edité mi primer vídeo con el material que pudimos grabar en el Circuito Actívate de este año, gracias a que mi amigo Luis se llevó su cámara y la acoplamos en mi bici.

No es que esté especialmente orgulloso de ese montaje. Lo hice con el editor Movie Maker de Windows y me pasé al comprimir la calidad, lo que mermó considerablemente la resolución final. Además, tenía ganas de meter como música de fondo Radioactive, de Imagine Dragons, así que lo hice «con calzador». El resultado lo podéis juzgar vosotros mismos en el link que os he puesto un poco más arriba.

Independientemente del resultado, al subir el vídeo a mi canal de YouTube me saltó un aviso: la música de fondo que estaba metiendo en el clip estaba protegida por derechos de autor y era posible que no se pudiese reproducir en determinados países.

Para evitar que sucedan estas cosas con los vídeos que editemos con nuestros mejores momentos hay dos opciones, una más dramática que otra:

  1. No poner música de fondo (la dramática).
  2. Usar música libre de derechos.

Lógicamente, a no ser que edites tu propia música y tengas los derechos, preferirás la segunda opción, ¿no?.

¿Dónde conseguir música libre de derechos?

Pues hurgando un poco en Internet he encontrado varios sitios en los que buscar música con licencia para uso comercial, entre otros tipos de licencias de Creative Commons. Ojo: que sean libres de derechos no siempre significa que sean gratis. En ocasiones un pequeño pago es suficiente para comprar un tema con todos sus derechos.

Os dejo unos cuantos enlaces en los que echar un vistazo. Algunos son muy buenos y tienen muchísima música libre de derechos y totalmente grtuita: