Limpiador de cadenas Barbieri BCH1 (o Crivit en LIDL)

La cadena de una bicicleta es, como os conté en este post, la principal causante de esos molestos ruidos metálicos que suelen oírse al pedalear. Una mala limpieza y/o lubricación de la cadena es algo muy sencillo de solucionar, sobre todo si usamos productos como este limpiador de cadenas Barbieri de vez en cuando.

Para disfrutar de una transmisión sin ruidos y alargar la vida útil de los componentes, lo mejor que podemos hacer es dedicar unos minutos de atención a la limpieza de la cadena. El primer paso siempre debe ser limpiarla en profundidad con ayuda de un desengrasante adecuado y un cepillo, o con algún limpiacadenas como el de Barbieri, disponible en muchas tiendas e incluso en los supermercados LIDL bajo su propia marca Crivit.

El limpiador de cadenas Barbieri BCH1

El limpiador de cadenas fue inventado por Barbieri en 1983 y luego el concepto fue copiado y evolucionado por muchas otras marcas. Curiosamente, el de Barbieri es el único que he visto con un sistema de retención que, una vez enganchado a la pata del cambio, permite limpiar la cadena sin la obligación de sujetar el limpiador con una mano, haciendo el proceso más sencillo.

El limpiador de cadenas Barbieri esta hecho de plástico resistente. Consta de tres cepillos circulares que, una vez colocados en la cadena, la limpian en profundidad mediante sus 1152 cerdas de nylon. El líquido desengrasante que viene incluido en el kit es biodegradable, lo que nos facilita su posterior eliminación.

El limpiacadenas se puede usar con otros líquidos desengrasantes. No es obligatorio que sean de la misma marca, pero sí que se recomienda que sean biodegradables. Aquí podréis encontrar líquidos desengrasantes biodegradables especialmente formulados para cadenas de transmisión de bicicletas.

Utilizar el limpiador de cadenas Barbieri es muy sencillo, pero como una imagen vale más que mil palabras, os dejo con el vídeo que he elaborado para que veáis el proceso:

Recomendaciones tras la limpieza

A diferencia de lo que muchos creen, la cadena es el único elemento de la transmisión que necesita ser lubricado.

No hay que engrasar platos ni piñones, ni lubricar la cadena para hacer una pasada por todos los platos o piñones. Haciendo ésto sólo conseguiremos dajar la transmisión lista para otra limpieza.

Para lubricar la cadena de la mejor forma posible, la mejor opción puede ser escoger lubricantes a base de cera, ya que suelen resultar más fáciles de limpiar que los aceites convencionales. Para ayudaros a decidir he escrito este otro post.

Deja un comentario