Cerveza radler

Cerveza radler

Aprovechando el calor de estos días os voy a contar una “refrescante” curiosidad acerca de la cerveza radler y su relación con el ciclismo (ya sabéis que a mí todas estas frikadas me gustan mucho).

Resulta que ayer estábamos tomando algo en una terracita con nuestros amigos Carmen y Dani. A mí en verano me gusta mucho la típica cerveza con limón, así que me estaba tomando una Mixta de Mahou (bueno, unas cuantas), cuando empezamos a comentar lo rica que estaba la Amstel Radler.

Fue entonces cuando Carmen nos contó el origen del Radler. Yo no tenía ni idea, pero resulta que en la historia están implicadas a partes iguales la cerveza y las bicis. ¿Qué mejores personajes para una historia?

El origen de la radler

Pues resulta que el radler tiene un inventor con nombre y apellido: fue Franz Xaver Kugler quien lo preparó por primera vez en Munich, allá por el año 1922.

Este señor era el propietario de un bar con una gran afluencia de ciclistas. Resulta que un buen sábado del mes de junio fue tanta la afluencia de ciclistas sedientos de cerveza que empezaron a acabar con su provisión. Para poder dar de beber a todos no se le ocurrió otra cosa que mezclar lo que le quedaba de cerveza con limonada. Lo que para muchos es una blasfemia resultó del agrado del público, que empezó a solicitarla un día tras otro. Acababa de surgir la “Radlermaß” o Radlermass.

El nombre es un derivado de la palabra “ciclista” en alemán (fahrradfahrer), que coloquialmente se dice “radler”.

Como los alemanes del norte no pueden ser menos que los del sur, ellos adecuaron la Radlermass y la llamaron “Alsterwasser” (agua del Alster, un río que fluye por el centro de Hamburgo). Así, en alemania es posible encontrar radler bajo las dos denominaciones.

Diferencias entre radler y shandy

Siendo puristas, el radler es una mezcla con un 60% de cerveza y un 40% de limonada.

En España tenemos dos cosas que se parecen a un radler, pero no son lo mismo:

  • Shandy o Mixta: en realidad son marcas comerciales. Es una mezcla de cerveza con aromas de limón muy baja en alcohol (menos del 1%). Se aproxima más a un refresco que a una cerveza.
  • Clara: mezcla de cerveza con gaseosa.

La palabra “shandy” deriva de la palabra inglesa “shandygaff“, una bebida de 1850 en la que se mezclaba la cerveza con ginger ale.

La radler en España tiene mucho menos gas que la shandy, ya que la mezcla se hace con zumo de limón. El color también es distinto al de la shandy o mixta (a simple vista como el de la cerveza normal), teniendo la radler un aspecto mucho más turbio. De momento sólo el grupo Heineken utiliza el término radler en sus cervezas, que comercializa bajo las marcas Amstel, Cruzcampo y Buckler (esta última sin alcohol).

En alemania todas las grandes marcas de cerveza tienen una versión “radler” en su carta: Paulaner, Krombacher, Warsteiner, Bitburger…