Báscula

El IMC (índice de masa corporal) es una medida que se calcula a partir del peso y la altura de una persona. Es válido para un adulto hombre o mujer (18 a 65 años).

También se lo conoce como índice de Quételet, pues fue inventado por el científico belga Jacques Quételet. En inglés se lo conoce como Body Mass Index (BMI).

Su fórmula es la siguiente:

IMC = peso / altura² 

El peso siempre se expresa en kilogramos y la altura en metros cuadrados.

Es importante saber que el valor que se obtiene mediante esa fórmula no es constante, sino que varía con la edad y el sexo de la persona.

Aunque no es un valor 100% fiable, pues hay que valorar factores como la proporción de tejido muscular en cada persona, se utiliza como uno de los principales valores para valorar el estado nutricional de la persona. Por eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido unos valores estandarizados que sirven como guía y ha definido este índice de masa corporal como el estándar para la evaluación de los riesgos asociados con el exceso de peso en adultos:

  • Bajo peso <18,50
    • Delgadez severa <16,00
    • Delgadez moderada 16,00 – 16,99
    • Delgadez leve 17,00 – 18,49
  • Normal 18,5 – 24,99
  • Sobrepeso ≥25,00
    • Preobeso 25,00 – 29,99
  • Obesidad ≥30,00
    • Obesidad leve 30,00 – 34,99
    • Obesidad media 35,00 – 39,99
    • Obesidad mórbida ≥40,00

Un alto IMC está asociado a un mayor riesgo de muerte. El riesgo de muerte por diversas causas aumenta a través del rango de sobrepeso de moderado a severo tanto en hombres como en mujeres.

Como nota curiosa, decir que en España las modelos con un IMC inferior a 18 no están autorizadas a participar en desfiles, ya que la OMS considera que una mujer con un IMC inferior a 18 no se encuentra en buen estado de salud.

Os dejo un enlace útil para los más vagos: en esta página se puede calcular el IMC con una calculadora.

Hoy en día hay multitud de básculas que, aparte de nuestro peso, nos informan de nuestro IMC estimado. Estas básculas son una buena ayuda en épocas de dieta, ya que no son caras y ayudan bastante a la hora de mantener nuestro IMC en los valores recomendables por la OMS.

En Amazon, por ejemplo, podréis encontrar multitud de básculas con cálculo de IMC a muy buen precio.