Frecuencia cardíaca

La frecuencia cardíaca es el número de contracciones del corazón en un tiempo establecido. Se suele medir en Pulsaciones Por Minuto (PPM).

Las mediciones de la FC se pueden hacer en varios sitios, pero lo más frecuente es hacerlo en la muñeca, en el cuello o en el tórax.

Hay que tener en cuenta que la FC se incrementa con la intensidad del ejercicio. A la hora de fijar nuestros objetivos de entrenamiento debemos conocer ciertos aspectos: la FC en reposo (FCreposo) y la FC máxima (FCmax).

Frecuencia cardíaca en reposo

Es la frecuencia cardíaca que tiene un individuo en un estado de reposo, sin realizar ninguna actividad.

Es un valor muy variable, pues depende de muchos factores:

  • Estado físico de la persona
  • Estado anímico
  • Condiciones ambientales
  • Edad y sexo
  • Factores genéticos (los más influyentes)

La  FCreposo en un adulto suele estar comprendida entre las 60 y las 100 PPM, mientras que para un atleta puede llegar a bajar hasta las 30 PPM.

Una buena forma de calcular la frecuencia cardíaca en reposo es tomarse el pulso nada más despertarnos durante una semana y hacer la media.

Frecuencia cardíaca máxima

La frecuencia cardíaca máxima (FCmax) nos indica el máximo de pulsaciones que alcanza una persona en condiciones de máximo esfuerzo.

También se ve influenciada por los mismos factores que la FCreposo.

La forma más fiable para calcular la FCmax es en un laboratorio mediante una prueba de esfuerzo. No obstante, existen fórmulas más o menos precisas para calcularla, siendo la más habitual FC = 220 – edad. Una mucho más fiable sería:

hombre  [(210 – (0,5 * edad en años)) – (0,01 * peso en kg) + 4]
mujer     [(210 – (0,5 * edad en años)) – (0,01 * peso en kg)]

El mejor aliado para medir la FC es un buen pulsómetro. Yo, por ejemplo, utilizo los de la marca Polar desde hace mucho tiempo, tanto en el gimnasio como cuando salgo con la bici.