Ayer domingo nos juntamos Juanan, Jorge y yo a estirar un poco las piernas por el carril bici de Colmenar Viejo.

Se le llama popularmente carril bici de Colmenar, pero en realidad llega hasta Soto del Real, atravesando Tres Cantos y Colmenar Viejo y pasando muy cerquita de Manzanares el Real.

Aunque nosotros partimos desde el Hospital Cantoblanco, el carril comienza «oficialmente» en el nudo que une las carreteras M607 (carretera de Colmenar) y M40 (autopista de circunvalación), pero su acceso un poco complicado y la facilidad para dejar los coches aparcados hizo que eligiésemos el hospital como punto de partida.

Historia del carril bici de Colmenar

El carril bici es uno de los más antiguos de la Comunidad de Madrid. No sabría decir su fecha exacta de construcción, pero sí que recuerdo pasar por la M607 y ver un simple arcén de la carretera pintado en rojo, cruzando todos y cada uno de los desvíos que salían de la caretera. El elevado tráfico de la carretera y la pobre señalización no lo convertían en la mejor opción para pedalear, pero era lo que había en la época. Por desgracia, el número de ciclistas atropellados no fue precisamente bajo.

Las cosas empiezan a mejorar en el 2002, cuando separan esta vía ciclista de la carretera con medianas de hormigón en los tramos Madrid – Tres Cantos y Colmenar Viejo – Soto del Real. Hasta 2005 no se termina el último tramo que une Tres Cantos con Colmenar.

Características

El carril bici es muy bueno, con un firme en muy buen estado y una anchura suficiente para dos ciclistas por sentido. La señalización vertical es un poco escasa, habiendo algún tramo un poco lioso. La horizontal, en cambio, es excelente. Los carriles están muy bien delimitados.

Hay que señalar que en ningún momento es necesario cruzar la carretera, pues el recorrido transcurre por túneles y pasos elevados a la hora de cambiar de margen. En todo momento se circula separados del tráfico rodado por medianas de hormigón. Tal vez sea esto lo que lo convierte en un destino muy bueno para todos aquellos ciclistas que quieren hacer algo de deporte los fines de semana…

Un punto negativo a comentar: en el tramo que hicimos nosotros (Cantoblanco – Colmenar Viejo) no vimos ni una sola fuente, por lo que conviene salir con algún bidón o mochila de hidratación. Nosotros tuvimos que recurrir a una gasolinera a la salida de Tres Cantos para «reponer» fuerzas 🙂

El desnivel acumulado en este tramo es de unos 150 metros, repartidos es cómodos «toboganes» y subidas tendidas. Las subidas más «duras» están colocadas a la salida de los túneles. Aunque no hay ninguna excesivamente dura, la alternancia entre subidas y bajadas convierte este tramo en un ligero rompepiernas para los que llevamos bici de montaña. La gran mayoría de ciclistas hace este carril bici en «flacas», que nos pasan como si fuesen verdaderos misiles. De Tres Cantos a Colmenar atravesamos 6 túneles y pasamos sobre una pasarela que cruza la M607 a la altura de los cuarteles de El Goloso.

Al final, unos 34 kilómetros «de tranquis» para quitarnos el mono y estar pronto en casa y cumplir con los compromisos familiares. Más adelante plantearemos una salida para hacer el recorrido completo hasta Soto del Real.

Podéis encontrar esta ruta buscando por fecha en mi perfil de Strava.