extractor de zumo

extractor de zumo

Ahora que las vacaciones de verano han pasado a mejor vida para muchos de nosotros empiezan los arrepentimientos por los kilos de más que traemos a casa de recuerdo. Yo, en otra nueva muestra de optimismo, había pensado en empezar a cuidarme estos días para ver si minimizo los efectos negativos de la cachopada que me he metido estas vacaciones. Como no quería empezar de nuevo con dietas proteínicas, había pensado en los “zumos verdes“, que tan de moda están últimamente, así que me acerqué al centro comercial más cercano con la intención de comprar la mejor licuadora que me pudiese permitir. Al llegar allí me encontré con una alternativa mucho mejor: un extractor de zumo. Las dudas me asaltaron, así que me batí en retirada sin comprar ninguno hasta estar seguro de la elección. Aquí os dejo el resultado de mis consultas.

¿Qué es una licuadora?

Creo que esto no necesita mucha presentación. Todos sabemos lo que es una licuadora: un electrodoméstico con una boca por donde se introducen las frutas y verduras. Estas van a parar a una cesta metálica equipada con unas cuchillas y un filtro que, al girar a alta velocidad muelen las frutas y los vegetales. Esta alta velocidad hace que la pulpa choque contra las paredes del filtro y el zumo se libere a través de su pared, quedando separada la pulpa.

¿Qué es un extractor de zumo?

Vaya por delante que también os podréis encontrar los nombres “slow juicer” y “cold press juicer” para referirse a lo mismo.

Un extractor de zumo es un pequeño electrodoméstico que hace zumos mediante un procedimiento de prensado que separa el zumo de la pulpa en frutas y verduras. Su forma es parecida a la de la licuadora, pero su funcionamiento es muy distinto. Básicamente extrae el zumo “masticando” las frutas y verduras gracias a un tornillo en espiral. La pulpa es aplastada por presión contra un filtro para extraer todo el zumo.

Ventajas del extractor de zumo frente a la licuadora

  • El zumo conserva todas sus propiedades. Las vitaminas, minerales y enzimas no se ven afectadas gracias a que la velocidad de extracción es mucho más lenta (lo que no eleva la temperatura, como en el caso de la licuadora). La oxidación del zumo también es mucho menor al tener mucho menos contacto con el aire en el proceso de extracción.
  • Puede extraer zumo de algunos tipos de cereales y frutos secos (germinados de trigo, leche de almendra…).
  • Obtenemos más cantidad de zumo.
  • Es mucho más silencioso.

Desventajas del extractor de zumo frente a la licuadora

  • Precio más elevado.
  • Necesita más tiempo para obtener el zumo, ya que trabaja a muchas menos revoluciones que la licuadora.
  • Boquilla para introducir los alimentos más estrecha, por lo que hay que dedicar más tiempo a pelar y trocear los ingredientes.
  • Por lo que he leído, es algo más entretenido de limpiar según el modelo.

Conclusiones

El elegido es el extractor de zumo, ya que el hecho de que la licuadora opere a altas revoluciones genera calor (aumenta la temperatura del zumo) y hace que entre en contacto con más cantidad de aire, lo que lo oxida. El resultado es una pérdida de nutrientes, antioxidantes y enzimas del zumo que no sucede si usamos un cold press juicer.

Todavía no he hecho la compra, pero dándome una vuelta por Amazon he encontrado opciones muy atractivas. Tengo que decidirme entre estos dos:

H.Koenig GSX18

El más vendido en Amazon. Tiene una potencia bastante interesante (400W) y el precio es muy, muy bueno. Tiene una boca bastante amplia para introducir los alimentos.

Kenwood Pure Juice JMP600WH.

Era el que tenían en el centro comercial. Tiene una potencia de 150W, que supongo será suficiente para cumplir su función. Por lo que vi, sus componentes eran de bastante calidad. Que sea una marca conocida también da cierta garantía en caso de tener que recurrir al servicio postventa. El precio es bastante más elevado que el anterior.