Acabas de comprarte una bici y te asaltan todas las dudas del mundo. Preguntas a tus amigos ciclistas algunos consejos para ciclistas principiantes y todo es buena voluntad, pero algunos ya te están hablando de apuntarse a rutas y marchas ciclistas cuando tu lo que buscas es iniciarte en el mundillo con algo de seguridad.

Pues bien, aquí te dejo unos consejos súper básicos para que empieces a disfrutar de la bici con un mínimo de conocimiento. Por supuesto que esto es sólo el principio, pero estos ocho consejos para ciclistas principiantes te vendrán muy bien ahora mismo.

8 consejos para ciclistas principiantes

  1. Altura del sillín. Es uno de los ajustes más importantes, ya que una altura errónea te impide aprovechar toda la potencia de la pedalada y puede producir lesiones en rodillas, caderas y/o tobillos. Un truco para calcular aproximadamente la altura es medir la distancia desde la entrepierna al suelo (descalzo) y multiplicarla por 0,88, pero mi consejo es que te hagas un estudio biomecánico si puedes.
  2. Pedales automáticos. Se que al principio es algo que infunde respeto, pero en cuanto te pases al lado oscuro no querrás volver. Llevar las calas bien colocadas evita que se fatigue la musculatura del pie, pues sin pedales automáticos se tiende a llevar muy adelantado el pie sobre el pedal, perdiendo buena parte de la potencia.
  3. Posición del manillar. Y elige el modelo adecuado, si lo estás cambiando. Los manillares curvos llevan la curvatura hacia adentro y/o un poco elevada para ganar en comodidad si fuese necesario. La altura puede ser un poco más baja que la del sillín, no tengas miedo por eso.
  4. Coloca bien los frenos. No juntes mucho la palanca del freno a la empuñadura, pues harás más palanca presionando sobre el extremo exterior de la maneta y será más fácil de accionar si la separas ligeramente del puño. Vigila también no llevarlas muy levantadas (horizontales): tienen que colocarse según la inclinación del brazo sobre el manillar.
  5. Evita cruzar la cadena. Con los platos dobles se minimizan las marchas “incompatibles”: plato grande con piñones pequeños y al revés. Así se desgastará menos y trabajará mejor.
  6. Controla la posición del cuerpo, especialmente en las subidas. Para evitar que la rueda delantera se levante en subidas muy pronunciadas, siéntate en la punta del sillín y flexiona los brazos intentando bajar el pecho hacia el manillar.
  7. Controla las trazadas en las curvas. Lo más rápido suele ser abrirse antes de entrar en la curva, trazar acercándose al interior hacia la mitad y volver a abrirse para salir. No tengas miedo a derrapar con la trasera en curvas muy cerradas.
  8. Acertar con la ropa es complicado 🙂 Es preferible pecar de exceso al principio, ya que siempre podrás ir quitándote ropa gradualmente.

Una vez controles los aspectos más básicos podrás empezar a profundizar en la materia. Un libro muy recomendable que puedes comprar en Amazon es 1000 consejos para ciclistas, de Ben Hewitt