Tras muchos años de batalla, parece que los ciclistas vamos a perder la batalla del Parque Nacional de Guadarrama.

Hace ya trece años que IMBA está defendiendo el uso del ciclismo responsable en la Sierra, pero la reciente aprobación del PRUG (Plan Rector de Uso y Gestión) del Parque Nacional de Guadarrama limitará a los ciclistas a circular únicamente por caminos con más de tres metros de ancho. Una cosa parecida a lo que sucedió en la Casa de Campo de Madrid y que se salta a la torera el  PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales).

Trato de explicarlo claramente a continuación.

Un poco de historia

Allá por 2001, el presidente del Gobierno regional (Alberto Ruiz-Gallardón) asegura que la sierra de Guadarrama reúne requisitos suficientes para convertirse en el decimocuarto parque nacional del país. Entre otras cosas, Ruiz-Gallardón esgrime razones históricas para apoyar su proyecto. Los ecologistas y los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente coinciden en que la sierra madrileña merece la calificación de parque nacional.

Finalmente, y después de batallar con Castilla y Leon (que no querían perder explotaciones madereras como la de Valsaín, para lo que se creó un régimen jurídico especial), el Parque Nacional de Guadarrama “sale a flote” en el BOE  del 26/6/2013: Ley 7/2013, de 25 de junio, de declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

El principal documento de gestión del Parque Nacional es el PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales), que es la norma que actualmente (4 de febrero de 2018) rige en el parque. Según el artículo 4.4.8.17 de esta norma, se permite la circulación en mountain bike por senderos, viales y caminos de uso tradicional.

El problema del mountain bike

Ahora viene lo bueno. Y es que recientemente (el 27 Diciembre de 2017) se ha aprobado un nuevo documento que “sustituirá” en breve al PORN con condiciones mucho más restrictivas: el PRUG (Plan Rector de Uso y Gestión). Este nuevo plan limita el uso de mountain bike a caminos con más de tres metros de anchura nada más.

PRUG Parque Nacional Guadarrama

PRUG Parque Nacional Guadarrama

Parece ser que, a diferencia de lo que sucedía en el PORN, ahora casi cualquier uso recreativo del Parque es incompatible, alegando la excesiva masificación del Parque Nacional como principal motivo para la creación de ese PRUG tan restrictivo. ¿Acaso no se dieron cuenta de la proximidad del Parque Nacional de Guadarrama con una ciudad como Madrid?. Flipante…

Por otra parte, resulta curioso que estas normas de conservación natural declaradas en el PRUG dejen fuera de la prohibición una actividad como la caza, justificando su necesidad para el control de una “teórica” superpoblación de cabras montesas en el parque. Raro…

El punto de vista de IMBA con todo esto es claro (y, por desgracia, me da que no se aleja mucho de la realidad):

Como se trata de un parque político únicamente, por eso de que Madrid tenía que tener olimpiadas y Parque Nacional, como ya se publicitaba en la documentación interna de la candidatura, cuando no estaba ni proyectado, pues se han saltado todas las condiciones que exige la Ley de Parques Nacionales. Pero esto no tiene importancia. Madrid va a tener un PN para proteger pinos de repoblación, no autóctonos y cabras que van matando por la superpoblación que dicen que hay (no hay datos).

¿Qué podemos hacer los ciclistas para impedirlo?

Hasta el 1 de marzo, que es la fecha límite para presentar alegaciones al PRUG, IMBA pide el apoyo de todos los afectados como grupos ciclistas, clubes o cualquier particular que quiera dar su apoyo.

Desde el año pasado tienen a nuestra disposición una instancia a favor del ciclismo de montaña para que la rellenemos y presentemos en el Registro de cualquier dependencia pública (ventanilla única) para que se remita a la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid. Este documento también podemos enviarlo al  correo electrónico [email protected]

Para más información sobre todo este despropósito, echad un ojo a la web de IMBA.

También puedes acompañar a los más de doce mil ciclistas que han firmado esta petición en Change.org.