Sopa de dieta

Foto cortesía de ornellasena

¿Qué es la cetosis?

La cetosis es un estado en el que entra el cuerpo cuando no se atienden sus necesidades de carbohidratos. Es una situación metabólica que induce al cuerpo a consumir su propia grasa para obtener la energía que no puede obtener de los glúcidos (carbohidratos).

En este proceso se generan cuerpos cetónicos, que son unos compuestos químicos que se encargan de descomponer las grasas para su posterior absorción. Para ello se genera acetona, que luego es utilizada como fuente de energía por el cuerpo humano. El hígado no es capaz de procesar dichos cuerpos cetónicos, pues no posee las enzimas necesarias para metabolizarlos. Es entonces cuando se liberan a la sangre para que otros tejidos puedan utilizarlos (sobre todo los tejidos musculares).

Si la producción de cuerpos cetónicos sobrepasa el consumo es cuando se produce la cetosis. Hay que remarcar que estas toxinas sobrantes son posteriormente eliminadas por el riñón.

En estado de cetosis, el cuerpo quema grasas muy rápidamente. Es por este motivo que muchas dietas de adelgazamiento (Pronokal, por ejemplo) inducen al estado de cetosis para reducir la grasa corporal fácilmente.

Efectos secundarios de la cetosis

  • Mareos, dolores de cabeza: hasta que el cuerpo se acostumbra a la nueva situación de «baja energía».
  • Mal aliento: los cuerpos cetónicos se eliminan por el aliento.
  • Fuerte olor de la orina: por el mismo motivo.
  • Olor del sudor: lo mismo que antes.
  • Falta de apetito.
  • Posibles nauseas, vómitos y decaimiento general.
  • Pérdida de músculo: si la cetosis se lleva al extremo, una vez que el cuerpo ha consumido toda la grasa de la que disponía empieza a degradar el propio músculo para utilizarlo como energía.

Foto: ornellasena  cc