Bienvenidos a la nueva versión de BigJoe

Pues aquí está: la versión 4.0 de BigJoe ha llegado, como habríais notado los que acostumbráis a leerme de vez en cuando.

Calentones varios

Sobra decir que este 2020 ha sido (está siendo) un año complicado para todos. Algunos, encima, hemos tenido la feliz idea de cambiar de trabajo en plena pandemia, con las dificultades añadidas de tener que empezar a trabajar con compañeros a los que no vas a conocer en persona hasta que haya que ir a la oficina y tener que «ponerte a rueda» sin la ayuda de tenerlos a mano.

He tenido muchos calentones a lo largo de estos últimos meses, lo que me ha hecho darle al coco más de lo normal para acabar concluyendo que tengo que soltar lastre. No os voy a engañar: este mes he tenido que renovar el alojamiento y el dominio de BigJoe y he estado muy cerca de cerrar la web. Ya sabéis que nunca he hecho esto por el dinero, pero es cierto que la página lleva ya seis años activa y cada vez me cuesta más escribir.

Menos es más

La plantilla anterior me gustaba mucho. Tenía esos colores corporativos y esa distribución tipo «magazine» que permitía sacar mucha información. Pero era muy pesada, lo que me obligaba a instalar un par de cachés y una CDN (red de servidores repartidos por el mundo) para acelerarla, lo cual me daba muchos quebraderos de cabeza porque se pegaban unas configuraciones con otras.

Llegué incluso a pagar a un desarrollador para que corrigiese los problemas que estaba dando la paginación (no se si llegasteis a notarlo al mostrar las entradas de una categoría), pero con tanta caché era complicado. Así que en un arrebato decidí mandar la plantilla al guano e instalar la más sencilla que encontrase. Menos es más, siempre.

Ahora, con este nuevo tema, el contenido es el verdadero protagonista. Ya no veréis distracciones en forma de iconos, colorines, botones y demás. Sólo el contenido y un par de enlaces tipo texto para hacer que todo sea más fácil de leer en móviles, que son dos tercios de las visitas que tengo.

Adiós Facebook

Y esta es la otra gran novedad: mi Facebook a esparragar. ¿Por qué? Pues porque me he cansado de generar contenido «obligatoriamente» para mantener una audiencia que tampoco se mataba a interactuar conmigo.

Es cierto que Facebook es la mayor Red Social, pero es que ya me aburría. Se había convertido en algo que no me gustaba, que me quitaba tiempo. La solución ha sido aligerar la mochila: fuera mi perfil personal y fuera la página de BigJoe. Así que ahora uso Instagram como RRSS habitual, manteniendo Twitter abierto (no se si aguantaré mucho, sinceramente) y el canal de YouTube, al que quiero dedicar más tiempo de ahora en adelante. Sin olvidarnos de los perfiles en las aplicaciones deportivas, que tenéis en el pie de página.

Sinceramente, creo que tampoco se trabajar las Redes Sociales, porque nunca he tenido mucho retorno. Las visitas que me llegaban a la web eran una inmensa mayoría comparadas con las que lo hacen de Google, por enlaces directos o suscripción al blog.

El futuro de BigJoe

Mi idea es hacer todo más fácil para que me cueste menos escribir. Juro que tengo un montón de ideas, pero a la hora de sentarme delante de un ordenador a escribir se me va mucho tiempo en cosas que no me gustan tanto: que si formatear el texto de la manera que quiere Google, que si buscar las palabras que mejor posicionan, que si encontrar un tema «nicho», que si editar las imágenes que acompañan el post… Ya estoy cansado.

A partir de ahora intentaré volver a los orígenes y pensar menos en todas estas porquerías y escribir más, que al final es lo que los lectores queréis. Me gustaría también empezar a hacer mejores vídeos, pero eso ya es harina de otro costal. Por lo pronto, esta pandemia me he hecho un curso de edición de vídeo, espero que en los siguientes empiece a notarse algo…

Lo dicho: un saludo y muchas gracias a todos los que seguís conmigo. Ya son seis años y vamos a por el séptimo.

6 comentarios en «Bienvenidos a la nueva versión de BigJoe»

Deja un comentario