Balance del 2016

El 2016 llega a su fin y, siendo fieles a la tradición, hoy toca hacer el balance del 2016. Valorar lo que ha sido el año. Por suerte, este ha sido mucho mejor que el 2015 para mí.

Mi balance del 2016

Podría decir que este ha sido el año en el que se han empezado a enderezar varias situaciones que se habían torcido el año anterior. No es que haya sido un año espectacular, pero sí que estoy muy agradecido por los pocos (pero importantes) cambios que se ha producido. Podríamos definir 2016 como un buen año.

Trabajo

¿Recordáis que en el balance del 2015 os comentaba que estaba muy contento por haber cambiado de trabajo? Pues este año ha vuelto a pasar. No es que me haya vuelto loco, pero apareció la oportunidad de un cambio bastante beneficioso para mí y me tiré a la piscina. Ahora trabajo para Atos, una consultora tecnológica líder global en servicios digitales con una facturación anual proforma de cerca de 12.000 millones de euros y 100.000 empleados en 72 países. Una de las grandes.

Con este cambio he perdido en comodidad, pero creo que en lo laboral me sitúo en una posición con más futuro en mi carrera. Antes estaba trabajando muy cerca de casa y ahora me toca volver a meterme en coche todos los días en Madrid, con lo que eso supone en tiempo y en dinero. Sigo teniendo que trabajar con los turnos dichosos, aunque he ganado un poco en flexibilidad horaria y algunos días puedo quedarme trabajando en casa.

Por el lado bueno está el hecho de haber subido otro pequeño escalón. Ahora soy coordinador (Team Leader lo llaman los modernos) de un pequeño grupo de cuatro personas que pasará a ser de ocho en breve, en un proyecto internacional (vuelvo al inglés, algo que agradezco porque se estaba entumeciendo) para un cliente de primer nivel como es Airbus. Un reto apasionante. Sin duda, una parte positiva del balance del 2016.

Personal

En el aspecto personal no he tenido muchas novedades. Y, viendo como fue el 2015, casi que lo agradezco.

Lo mejor de todo, sin duda, es la evolución que ha tenido la peque respecto a Junio de 2015, en el que nos llevamos aquel tremendo susto. Gracias a Dios, la evolución está siendo muy favorable y el resultado de todas las pruebas es muy bueno, lo que invita al optimismo. No puedo decir que esté todo olvidado, pero digamos que nuestra vida personal se ha regulado de nuevo.

Los «abuelos» siguen estando ahí, sin sustos de importancia, lo cual es de agradecer también viendo el historial de años anteriores. El único pero lo ponen los «tíos», que este año ha sido bastante duro para ambos en lo personal. Esperemos que el tiempo vaya curando las heridas…

Otro año de grandes retos

He seguido a tope con la bici. De hecho, a pesar de que mi forma física sigue dejando mucho que desear, este ha sido el año en que mejor me he visto sobre ella. Este año, según Strava, he salido a rodar 95 veces para hacer 3200 kilómetros, casi la distancia Madrid – Moscú en línea recta. Esto sin contar mis desplazamientos al trabajo con la Tilt :-D, acompañado de mi compi Cabrera a lomos de la Dahon (¡fuimos unos visionarios, eh, Javi!).

Lo más destacable del año fue superar el reto de Los 10000 del Soplao acompañado de Jose Pablo. Un reto que vi como imposible durante buena parte del año y que acabó con final feliz gracias a todas las salidas/entrenamientos que nos metimos entre pecho y espalda. Este año no estábamos muy por la labor de repetir, pero últimamente nos están tentando mucho y (aunque no queremos admitirlo) estamos empezando a tener los dientes largos de más.

Para el 2017 tenemos el reto del Camino de Santiago, que aunque en lo deportivo no sea tan espectacular, sí que supondrá un desafío en lo logístico, ya que está previsto hacerlo con varios compañeros del autodenominado Club Siglo XXI (¿recordáis a ese grupo de padres del cole del año pasado?). Muchas ganas de sacar adelante este reto que tengo en la cabeza desde más de una década.

Big Joe.es

2016 ha sido un año muy bueno para BigJoe.es, a pesar de que he escrito menos de la mitad que el año pasado por falta de tiempo (intentaré corregir esto). Si hablamos de visitas, este año nos hemos quedado cerca de las 200.000 visitas (únicas), siendo Mayo el mejor mes del año con mucha diferencia porque fue cuando se publicó el post de Los 10000 del Soplao. Esto suponen quedarse cerca de las 4.000 visitas a la semana. Un buen salto.

El post sobre el Polar V650 ha pasado a segunda posición, desbancado por el de la comparativa entre Nespresso y Dolce Gusto, que ha tenido más de 14.500 visitas a lo largo del año.

Por lo que respecta a las redes sociales, este año me siento especialmente orgulloso del canal de Youtube. Ya tengo un vídeo por encima de las 3K (Los 10000 del Soplao, obviamente) y alguno por encima de las 2K (Cambiar una llanta de bicicleta desmontando el cassete ), mientras que otros superan las 1K holgadamente (BH Madrid – Segovia 2015Riaza B-Pro 2014 ). Espero poder seguir grabando vídeos que os gusten tanto como estos.

Objetivos para el 2017

El primer objetivo: escribir más. El cambio de trabajo ha sido un poco agobiante y me ha quitado mucho tiempo fuera de la oficina, así que uno de los objetivos para este año que entra es el de escribir más y mejor.

El segundo objetivo es reformar el blog. Voy a cambiarle el aspecto, invirtiendo un poco de dinero en una plantilla profesional que mejore la presentación y facilite la lectura. Voy a dejar algunos anunciantes al margen para centrarme exclusivamente en los dos que me dan los beneficios necesarios para mantener la página nada más. Si todo va según lo esperado, en enero veréis los resultados.

Haciendo este balance del 2016 he visto que sigo teniendo muy dejada la sección de invitados, ya que este año no conseguí que despegase a pesar de los ofrecimientos que hice a unos cuantos amigos. Habrá que solucionarlo en 2017.

No os voy a dar la brasa un año más con lo de recuperar la forma física. Este año no me voy a obsesionar e iré a mi ritmo con esto, con encontrarme bien sobre la bici me conformo 😀

Y más adelante os hablaré de un proyecto secreto que llevo desarrollando más de cinco meses con un antiguo compañero de trabajo (culpable también de que haya escrito menos en el blog este año). Tengo ganas de que salga, ya lo veréis…

Nada más. Y nada menos, como dije el año anterior. Este ha sido mi balance del 2016. Espero que 2017 siga siendo un buen año para BigJoe.es y que las visitas sigan en aumento. Muchas gracias a todos por leerme, tanto en la página como en las Redes Sociales. Gracias por vuestros MeGusta, retweets, +1…

Muchas gracias por ser parte de BigJoe.es

4 comentarios en «Balance del 2016»

  1. Gracias por el nombramiento. Ahí sigo con la Dahon a diario y la maravilla de la Mérida cuando se puede y todo gracias a tí. He vuelto a disfrutar de los pedales como lo hacia en la adolescencia o más.

    En el curro al final visto lo visto has hecho lo mejor, pero yo te echo de menos.

    Me alegra siempre saber que la peque va pa arriba.

    Espero que te salga bien el Kiosco de pipas.
    Un abrazo.

    Responder
    • Lo del kiosco de pipas será el culmen de mi carrera.
      Una pena no haber podido seguir juntos en el trabajo, sobre todo cuando ya habíamos establecido la rutina de espresso doppio 😀
      Tenemos que sacar las bicis un día de estos, Javi!

      Responder

Deja un comentario