Hoy termina el año 2015 y mañana es el cumpleaños de BigJoe.es. Como el año pasado, toca hacer el balance del 2015.

Mi balance del 2015

A diferencia del año pasado tengo que decir que no voy a echar nada de menos el 2015. Dios vaya con él. Y no lo digo por la BigJoe.es, que ha crecido de forma exponencial, sino por lo personal. 2015 tiene el privilegio de ser mi peor año hasta la fecha 🙁

Siendo más exactos, ha sido el segundo semestre el que podíamos obviar. Hasta el mes de junio todo fue como la seda, pero una serie de acontecimientos sucedidos entre junio y julio condicionaron (y de qué manera) el resto del año. Y por desgracia parece que durante un tiempo voy a tener que convivir con ellos…

Trabajo

El primer cambio de envergadura fue cambiar de trabajo. Tomar la decisión de dejar tu trabajo de los últimos seis años (once en la misma empresa), en el que estás tan integrado, siempre es arriesgado. Ahora tengo la suerte de trabajar muy cerca de casa, abandonando los turnos de trabajo por un horario fijo. He subido de categoría y ahora trabajo con sistemas y aplicaciones mucho más orientadas al entorno web, que me gusta mucho.

Lo malo es que he llegado en un momento de muchos cambios en la oficina. Mucha tensión «política» que afecta al desarrollo de nuestro día a día. La carga de trabajo es muy elevada, en entornos de alta disponibilidad que no ayudan mucho a la hora de aprender. En breve empezaré a hacer guardias, para más inri. Yo que salí del anterior huyendo de ellas, parece que ahora me voy a tener que comer más guardias y más difíciles. Veremos como gestiono esto el año que viene.

El virus del Herpes irrumpe en nuestras vidas

Toda la tensión que generan los primeros meses en un trabajo pasó a un segundo plano el 29 de junio. Por desgracia, eclipsada por algo mucho peor. Ese día nuestra peque sufrió las consecuencias del virus del Herpes, que el 99,99% de las veces es inofensivo y sólo produce las conocidas «pupas». Por desgracia, a ella le atacó al cerebro y nos dio un susto con mayúsculas.

Gracias a los magníficos profesionales de los hospitales Puerta de Hierro y Niño Jesús de Madrid las consecuencias no pasaron a mayores. Ahora, afortunadamente, recordamos todo esto como un gran susto y disfrutamos cada día con nuestra peque.

Lo único positivo que sacas en una situación así es que aprendes a relativizar todos tus problemas. Desde entonces, cualquiera me parece pequeño si recuerdo los días tan malos que pasamos en junio.

Ya sabéis que no me gusta hablar de los niños en Internet, así que pasemos a hablar de otras cosas. De lo deportivo, por ejemplo.

El año de los retos

En 2014 empecé a tomarme más en serio la bici, como ya os conté en el balance del año pasado. Este año he tenido la gran suerte de salir mucho más.

En el trabajo (el anterior) hemos creado un grupo muy majo de compañeros y gente cercana con el que salimos casi todos los fines de semana. Lo que empezó siendo una forma de entrenar para nuestro gran reto de 2015 se consolidó y, con algunos altibajos, hemos creado un núcleo duro que intentamos hacer rutas chulas todas las semanas. Los fijos de todas las salidas somos Jose Pablo, Goyo, Javi, Rob, Edu y yo, pero hay un grupo de asiduos que hace que en algunas ocasiones lleguemos a un número «importante» sobre la bici. Gracias a todos por estar ahí.

Nuestro primer gran reto fue hacer los más de cien kilómetros de la Madrid – Segovia. En ese reto participamos Alejandro, Juanma, Chema, Jose Pablo y yo. Fue muy bonito poder complerlo, a pesar de que la prueba tuvo alguna que otra sombra a nivel organizativo. Además, gracias a las gestiones que hizo  Junama y a las donaciones de muchos de vosotros pudimos contribuir a una buena causa con Aldeas Infantiles SOS.

Como le cogí el tranquillo a esto de la larga distancia decidí crear un segundo reto 2015: la supermaratón Talajara, de 121 kilómetros. Otro reto que pude superar acompañado de Edu.

Reportaje en la revista Bike

Poco antes de correr esta marcha, la gente de la revista Bike (la más importante de España en lo que a mtb se refiere) me comunica que he sido elegido para publicar un reportaje sobre ella en su número de noviembre. ¡Vaya subidón!.

Así, unos días después de la Talajara les mando una pequeña crónica de cómo fue nuestra supermaratón y ellos la publicaron íntegramente, acompañando el relato con unas cuantas fotos. En el número de noviembre lo podéis leer. Aparezco en la página 118.

Reportaje Bike nociembre 2015

Reportaje Bike nociembre 2015

Más bici

Aparte de las salidas con el grupo de «los hermanos de la muerte«, como lo define Edu, he tenido la gran suerte de empezar a salir con una grupeta mucho más cercana. Un grupo de vecinos de Boadilla, varios de ellos padres de alumnos del cole de Nora, que están cogiendo con fuerza esto de la bici de montaña. Es una gozada ver cómo van pidiendo más cada vez y salir a rodar con ellos. Ojalá nos dure mucho la fiebre de la bici y dentro de poco se animen a rutas más complicadas, aunque aquí el reloj juega en nuestra contra (las familias aprietan, je je je). Gracias, David, por dejarme formar parte de esto.

En todo este año de rutas y compañerismo sólo tengo que destacar un punto negativo: la caída que sufrió Rob en Cercedilla y que terminó en fractura de clavícula. Fue el momento más angustioso que hemos tenido este año y esperemos que no se supere en mucho tiempo. Afortunadamente, Rob está terminando su recuperación con un bonito regalo (aprovecho para felicitar a los papis, je je je). Se te echa mucho de menos en las salidas, Rob.

El ocaso de la operación reconquista

Siento mucho informaros de que toda la lata que os dí el año pasado con la #OperacionReconquista se está echando a perder desde el «black june«.

Empecé el año muy bien de forma, pero todos los acontecimientos de junio han desordenado un poco mi vida. De hecho, a principios de junio pesaba 102 kilos, pero el cambio de rutina ha hecho que sólo haya ido un día al gimnasio desde entonces. Comer absolutamente todos los días fuera de casa en los restaurantes que tengo en la zona de trabajo  (franquicias a destajo) han acabado de hundirme. Ahora mismo estoy en 116 kilos (y subiendo, para mi desgracia). Intento recuperar con la bici, pero está claro que eso no basta.

BigJoe.es

Centrémonos en lo positivo. El balance del 2015 ha sido muy positivo para BigJoe.es. Ha sido el año de su consolidación. Aquí os dejo unos números para que los valoréis:

  • El blog fue visto algo más de 130000 veces en 2015. Ahora mismo está rondando las 3000 visitas semanales.
  • El artículo «¡Reto superado! Madrid Segovia MTB completada» superó las 1000 visitas únicas (sin contar las repetidas) ese día.
  • El post más visitado escrito en 2015 ha sido el del test del Polar V650. Los mejores siguen siendo los relacionados con la GoPro, del 2014.
  • Hay vídeos que han superado la 1000 visitas en mi canal de YouTube y algunos que están cerca.

Los objetivos que planteé el año pasado para el blog se han cumplido. Bueno, me falta inaugurar la parte de «artistas invitados» (guest blogging), pero ya hay gente trabajando en ello y seguramente esta sección vea la luz el mes que viene.

Objetivos para el 2016

No quiero pecar de optimista, especialmente con el segundo semestre que llevo. En lo deportivo me gustaría ser capaz de completar junto a Jose Pablo (Edu no puede acompañarnos por causa de fuerza mayor) el «pedazo reto» que nos hemos fijado: los 10000 del Soplao.

Siendo sinceros, a día de hoy lo veo como una misión imposible. A JP lo veo bien de fuerzas y de ánimos, pero yo estoy cada vez más bajo de todo. Ojalá 2016 sea un revulsivo y pueda ir a Cabezón de la Sal a disfrutar. Por ahora no me planteo abandonar, pero la meta a día de hoy está mucho más lejos que los 163 km de sufrimiento que propone la organización. Sea como sea, aunque sea para conocer el ambiente y preparar el Soplao del año siguiente, allí estaré. Palabra.

Por supuesto que otro objetivo es recuperar la forma física. Veré como consigo integrar de nuevo el gimnasio en la rutina porque, entre otras cosas, me cuesta más de 80€ al mes 😀

En cuanto a BigJoe.es, en 2016 me gustaría darle una vuelta de tuerca. Me gustaría contactar con marcas para hacer pruebas de producto, que estoy viendo que es una categoría que funciona muy bien y tiene utilidad para los lectores. Este año ya me han contactado algunas para ofrecerme esta oportunidad, pero por falta de tiempo no he podido aceptar.

Tengo muchas ganas de empezar con la sección de invitados. Yo me la planteo como un pequeño homenaje a las personas que están conmigo, compartiendo muchas de las aventuras que leéis aquí o ayudándome en mi día a día. Espero que ellos lo vean así cuando empiecen a escribir, ja ja ja.

Tengo pendiente reestructurar un poco el blog. Algunas secciones no tienen muchas visitas, así que trataré de poner lo que os gusta un poco más a mano. También quiero volver a escribir un poco de nutrición, que es un tema que tengo un poco más dejado. Estoy pensando en pedir ayuda a gente que controle más que yo de estos temas, ya os contaré según lo vaya madurando.

Nada más. Y nada menos. Este ha sido mi balance del 2015. Espero que 2016 siga siendo un buen año para BigJoe.es y que las visitas sigan en aumento, que es un aliciente para continuar con algo tan bonito. Muchas gracias a todos por leerme en el blog y en las Redes Sociales. Gracias por vuestros MeGusta, retweets, +1…

Muchas gracias por ser parte de BigJoe.es