Ayer por fin conseguimos reservar en Santiago de Compostela el último de los alojamientos para el Camino de Santiago portugués de este año. Este año no hemos estado tan espabilados como el año pasado y nos ha pillado un poco el toro.

Alojamientos para el Camino de Santiago portugués

Hemos hecho casi todo vía Booking, pues facilita mucho la elección de alojamiento en casos singulares como el nuestro: cinco adultos que no quieren coincidir en camas de matrimonio 🙂

En la mayoría de sitios es suficiente con indicar un número de tarjeta para la reserva, pero no se cobra nada con antelación y la cancelación antes de una fecha predeterminada suele ser gratuita.

Con esos condicionantes, nuestros alojamientos para el Camino de Santiago portugués serán los siguientes.

Alojamiento en Barcelos

Residencial Kuarenta&Um: por 90€ tenemos una habitación doble con dos camas individuales y una triple con tres camas individuales, las dos con baño privado.

La situación es muy buena, en pleno centro de Barcelos. El residencial cuenta con 5 habitaciones más. El salón y la cocina son compartidos, así que entablaremos amistad con otros peregrinos. También hay un patio exterior, en el que espero que podamos dejar las bicicletas…

Alojamiento en Casco (Rubiaes)

El alojamiento en Rubiaes ha sido el más complicado de conseguir sin lugar a dudas. Rubiaes no tiene una amplia oferta hotelera, así que nos hemos visto obligados a buscar alojamiento en la vecina localidad de Casco, unos kilómetros antes de llegar a Rubiaes.

Allí encontramos el Albergue Constantino, en el que hemos reservado cinco camas en habitación mixta compartida por 66,30€. No es el mejor de los lojamientos para el Camino de Santiago portugués, eso es cierto, pero a estas alturas no contábamos con nada mejor.

Alojamiento en Redondela

En Redondela tenemos reservado el Apartamento Picota, un piso en planta baja entero para nosotros solos por 82€. Aquí dormiremos a nuestras anchas, pues el apartamento consta de tres dormitorios y una sala de estar con dos camas dobles, tres individuales y dos sofás cama (por si las moscas).

El único pero es dejar las bicicletas, pero nos han confirmado que hay un local próximo que las guarda por 5€/noche.

Por el lado bueno: la ría de Vigo está a unos diez minutos andando.

Alojamiento en Caldas de Reis

Para alojarnos en Caldas de Reis recurrimos al “Alojamiento Caldas de Reis” (estos gallegos no se calientan con los nombres), que por 120€ tenemos a nuestra disposición un apartamento de dos dormitorios con dos camas individuales en cada una más un sofá cama.

Las bicis podrán dormir en un sitio que tienen habilitado al efecto si incremento de precio.

Alojamiento en Santiago de Compostela

El único que hemos reservado fuera de Booking. El Hostal Mafer nos ofrece una habitación doble, una triple y una individual que usaremos para guardar las bicicletas por 137€.  Es el precio más alto de todos los alojamientos que llevamos contratados, pero la experiencia nos enseñó el año pasado que vale la pena invertir un poco más la última noche, ya que es la que más cansado estás y en la que es más importante descansar para afrontar el viaje de vuelta con garantías.

La ubicación del hostal es fenomenal, muy cerca de la Catedral.