Que los días empiecen a acortarse no debería ser impedimento para seguir saliendo saliendo a rodar. Los que son asiduos a las salidas nocturnas no necesitarán de estos consejos, pero a los que llevan poco tiempo disfrutando de ellas (como yo) no les vendrá mal tener en cuenta algún detalle de estos que os doy a continuación.

Por otro lado, todos estos consejos podrían resumirse en uno: sentido común. Y es que la mayoría son consejos “de cajón”.

Consejos para nocturnas

Lleva buenas luces

Una trasera para hacerse ver (las de 1W suelen ser suficiente) y por lo menos un foco LED como luz delantera. Es recomendable que tenga a partir de mil lúmenes para que la luz sea suficiente.

Si vamos a salir por montaña con oscuridad absoluta es muy aconsejable llevar una luz de apoyo, colocando una en el manillar y otra en el casco que nos permita enfocar al sitio que vayamos mirando.

En ciudad hay que bajar la intensidad, pues estos focos tan potentes son muy molestos.

Selección de luces de bicicleta en Amazon

Sal siempre acompañado

Por la noche las sensaciones que tenemos sobre la bici son totalmente distintas, pues no tenemos referencias visuales. Perderse, aunque vayas por un terreno conocido, es sumamente sencillo. Nunca hay que salir solo porque estaremos indefensos ante cualquier emergencia, como una caída o una avería que nos impida volver sobre la bici.

Avisa de tu recorrido

No está de más que al salir de casa dejes dicho por dónde tienes pensado circular esa noche. También hay que intentar no salir por rutas desconocidas. La noche no es buen momento para descubrir sitios nuevos.

Lleva una vestimenta adecuada

Los meses más calurosos del verano no suponen problema alguno, pero las noches del resto del año suelen ser mucho más frescas de lo que parece, sobre todo si vamos a salir por la montaña.

La sensación térmica disminuye cuando vamos sobre la bici, ya que recibimos el impacto directo del aire sobre nuestro cuerpo. Si a la bajada de temperaturas le sumamos la humedad de la noche la cosa puede ser bastante más seria de lo que pensamos al planificar la ruta al calor del hogar 🙂

En la medida de lo posible, intenta que la ropa sea de buena visibilidad: colores intensos y reflectantes son buenos aliados para la noche.

Circula a velocidades moderadas

Por la noche los obstáculos se perciben de forma distinta, pues la luz tiende a aplanar la percespción que tenemos de ellos. Las distancias son más difíciles de calcular, por lo que es recomendable extremar las precauciones y no pasarse con la velocidad.

Usa gafas

Las gafas no son sólo para protegernos del sol. También tienen la función de proteger nuestros ojos de ramas, zarzas, insectos y un millón de cosas más que por la noche son muy difíciles de percibir.

Cristales transparentes a ser posible. Las fotocromáticas no tienen mucho sentido por la noche, mientras que los cristales coloreados pueden distorsionar la imagen.

Cuidado con los animales

Como la visión lateral está muy comprometida no los veremos llegar cuando se vayan a cruzar frente a nosotros, por ejemplo. Además, las luces de nuestros focos suelen cegarlos y muchos se quedan inmóviles ante el peligro o reaccionan de forma inesperada.

Si se diese el caso de que un animal de mayores dimensiones (un jabalí, por ejemplo) se sintiese atacado e intentase embestirnos para defenderse nos podríamos defender situando la bici frente a nosotros a modo de parapeto.

Lleva el móvil con la batería cargada

Y, a ser posible, alguna de repuesto para las luces…

En este post hablo sobre una batería de emergencia de la marca Lumsing, algo muy práctico para este tipo de salidas. Esta gente hace productos de mucha calidad, 100% recomendados.

Selección de baterías externas en Amazon

Parches, cámaras, bomba…

Si ya son importantes durante el día, ni te cuento por la noche. Verse en medio del monte, con visibilidad limitada y sin nadie alrededor no es el mejor escenario para quedarse tirado.

Revisa siempre la bolsa o la mochila (lo que suelas llevar en tus salidas) antes de coger la bici por la noche y asegúrate de que llevas recambio y herramientas para solucionar las averías más comunes.

Lleva algo de comer

Este punto no se suele tener en cuenta, pero hay que darse cuenta de que las nocturnas solemos hacerlas antes de cenar y una vez en marcha es fácil perder la referencia temporal. Es importante merendar fuerte y/o llevar algún tipo de barrita por si acaso la cosa se alarga más de la cuenta.